Minerales para nuestras gallinas

Reciclaje de conchas marinas, ostras.
Reciclaje de conchas marinas, ostras.
Carbonato Calcico.
Carbonato Calcico.

Los animales de sangre caliente, sus cuerpos incluyen elementos metálicos, además de los productos químicos orgánicos, que siempre contienen carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y agua.

 

Estos elementos, en combinación con sus sales, se conocen como " ceniza " en los análisis y representan las partes no-consumibles del cuerpo.

 

Esta ceniza se compone de una alta proporción de los tejidos deshidratados y contiene calcio (tal como el fosfato y carbonato), sodio (como el cloruro), magnesio, potasio, y cantidades mucho más pequeñas de hierro, cobre, azufre, yodo, manganeso, flúor, zinc , cobalto, molibdeno y selenio.


 

Estos minerales son llamados elementos traza, y aunque muy diminutos, se mide en partes por millón en comparación con porcentajes del peso corporal total, son sin embargo esenciales para el desarrollo normal y la salud.

 

Los minerales entran en la composición de los huesos y proporcionan la rigidez del esqueleto y la fuerza para apoyar a los tejidos blandos. También se combinan con proteínas y otras sustancias, y ayuda a formar los tejidos del cuerpo.

Otras tareas incluyen un papel en el funcionamiento de protoplasma, el transporte de oxígeno y el mantenimiento de grados de acidez y la alcalinidad.

 

Los minerales son los que contribuyen a la realización de innumerables funciones dentro del organismo de las aves.

 

Resultando de especial importancia para los individuos jóvenes en crecimiento. Cada compuesto influirá de manera necesaria en la realización de una función orgánica de tal forma que la falta de alguna de estas sustancias en el organismo de nuestras aves puede provocarles serias alteraciones.

 

Algunos de los más importantes son el calcio, el fósforo, sodio, potasio, magnesio... Entre otras funciones intervendrán en del formación normal del esqueleto, en el desarrollo metabólico correcto, en el crecimiento y sustitución de los tejidos, regulación de la presión osmótica de la sangre, en la sangre y linfa se encargará de regular el PH (sodio y potasio), transporte de oxígeno, producción de glóbulos rojos, en el crecimiento y desarrollo de los individuos (la falta de magnesio privará a nuestras aves de un plumaje tupido, brillante y color), producción de hemoglobina (hierro y cobre), protección frente a determinados parásitos (potasio, sodio, calcio y hierro), liberación de anhídrido carbónico en la combustión de los alimentos, además de participar en el funcionamiento de glándulas y órganos internos.

 

Algunos de estos minerales pueden ser suministrados a nuestras aves a través de la alimentación o compuestos ya preparados para tal objeto; el calcio será adicionado al organismo de nuestras mascotas preferiblemente a través de formas fácilmente asimilables biológicamente (glutamato de calcio) o en forma mineral (con-chilla para la molleja, cáscara de huevo triturada, fosfato de calcio (el fósforo también a través de el), ostras trituradas,  las verduras y las proteínas animales, el potasio con la in-gesta de frutas (el plátano es muy rico en este mineral),  magnesio en el trigo y las nueces, el hierro en las legumbres ...

 

Todos estos elementos deberán ser suministrados a través de la alimentación en unas proporciones adecuadas para garantizar la salud de nuestra gallinas.

 

En los siguientes apartador, veremos sus propiedades.

 

Calcio  :
El calcio es más probable que sea deficiente en la dieta de las aves jóvenes y la provisión de calcio en forma de grano soluble o con-chilla es esencial. Ciertos trastornos de los riñones y el intestino, pueden llevar a una deficiencia debido a la absorción inadecuada.

 

La osteomalacia es el resultado de deficiencias o proporciones anormales de calcio a fósforo en la dieta de los polluelos y adultos respectivamente.

Huesos frágiles y fácilmente fracturados, son el resultado de estas dos enfermedades. Los cambios clínicos y radiográficos observados en los huesos, pueden ser similares a los que se reproducen en los perros con una dieta que contenga cantidades normales de calcio y fósforo muy alto, con una in-gesta normal o alta de vitamina D3.

 

En la cría de aves, a menudo los embriones se atrofian o los polluelos salen débiles en la eclosión.

Aunque el fósforo comprende apenas el 1 % de la cáscara de los huevos, sin embargo es esencial para su construcción.

 

También está presente en combinación química en la yema de huevo. Cuando las aves son de cría, el fósforo excretado adicional es mucho mayor que la utilizada en el propio huevo.

 

El mineral que los animales necesitan en mayor cantidad es el calcio :

  • En animales jóvenes en crecimiento las necesidades de calcio son particularmente altas (desarrollo óseo), en hembras gestantes (desarrollo del feto) y lactantes (calcio de la leche), y en ponedoras que necesitan calcio para formar la cáscara del huevo.
  • La deficiencia prolongada en calcio provoca osteodistrofias por desmineralización de la matriz ósea (raquitismo con engrosamiento de articulaciones en animales jóvenes y osteomalacia con huesos débiles y quebradizos en adultos).
  • Son bastante pobres en calcio, las materias primas vegetales; por el contrario las harinas de pescado y de carne y hueso tienen un elevado contenido en calcio, así como los subproductos lácteos y la alfalfa deshidratada.
  • Normalmente se añade un 1-2% de carbonato cálcico (y, en el caso de ponedoras, un 5-6% de grit, que son partículas de carbonato cálcico de 2-3 mm) a las raciones de los mono-gástricos para asegurar el aporte de calcio que necesitan; la biodisponibilidad del calcio mineral es del 95-100%.
  • Un exceso de calcio por otra parte, además de provocar problemas de palatabilidad de la ración, puede provocar calcificaciones metastásicas que consisten en la deposición de placas de calcio en los vasos, conductos y músculos; el calcio en exceso también interfiere en la absorción intestinal de fósforo y otros minerales de la ración.
  • El exceso de calcio absorbido se excreta en la bilis, y algo en la orina.

 

Fósforo :
El fósforo es importante en el metabolismo de grasas y carbohidratos.

 

Se combina principalmente con el calcio en el hueso y cáscara de huevo, además de ser un componente importante de todas las células vivas, especialmente el músculo.

 

En la enfermedad grave del riñón, las reservas de calcio del cuerpo se despilfarran mientras se retiene el fósforo. El papel de la vitamina D3 en el metabolismo del calcio y el fósforo se ha discutido anteriormente y está también contemplada en trastornos del esqueleto. El fósforo se encuentra amplia-mente distribuido, se producen en las plantas, leche y pescado.

 

El fósforo, que igual que el calcio interviene en el mantenimiento de la estructura ósea y se excreta en cantidades importantes en los productos:

  • Los cereales de oleaginosas y las tortas contienen bastante fósforo, pero en forma fítica no utilizable por los monogástricos (por este motivo se asume que los monogástricos utilizan menos del 35% del fósforo vegetal, y en algunos casos concretos mucho menos).
  • Los piensos se complementan con fuentes inorgánicas de fósforo (p.e. 1.0-1.5% de fosfato bicálcico); los fosfatos minerales se desfluorizan para evitar toxicidad por fluor; los fosfatos minerales no contienen fitatos y la biodisponibilidad del fósforo es del 60-65%.
  • El exceso de fósforo en las raciones finalmente está relacionado con la precipitación de cálculos urinarios en perros y gatos, ya que el exceso de fósforo absorbido se excreta en la orina; además, un exceso de excreción de fósforo tiene importantes repercusiones medioambientales.

 

Magnesio :

El magnesio, aunque encuentra en el cuerpo en cantidades mucho más pequeñas que el calcio y el fósforo, también es un constituyente esencial de hueso. La mayor parte del mineral está presente como un carbonato. Cáscaras de huevo también contienen una cantidad apreciable del mineral y es necesario para el metabolismo de hidratos de carbono.

 

La mayoría de las dietas contienen magnesio y que no debería ser necesario proporcionar suplementos.

Esto es rara vez deficiente en la dieta, ya que está presente en la mayoría de los productos alimenticios aviar, a menudo en asociación con calcio y fósforo.

 

Un consumo excesivo puede conducir a la diarrea, posiblemente nerviosismo en las aves de corral, e incluso huesos deformados, como resultado de la interferencia con el equilibrio de calcio y fósforo; pero los últimos minerales en cantidades y proporciones adecuadas permitirán tolerancia de un exceso moderado.

 

El mineral es esencial para el metabolismo de hidratos de carbono y en ciertas actividades enzimáticas. Ni deficiencia ni exceso de cualquiera es probable que ocurran en las aves, debido a la alta proporción de alimentos naturales por lo general en la dieta.

 

Los extremos de ambos interfieren con el crecimiento normal; el exceso produce sed intensa, debilidad y posiblemente convulsiones antes de la muerte. Las deficiencias son más propensos a surgir de una demanda excesiva por el cuerpo de estos elementos cuando el vómito o exudación grave ocurre.

 

Potasio :

El potasio se encuentra principalmente en las células del cuerpo, incluyendo los huesos. Desempeña un papel en el metabolismo que no se comprende claramente y es necesario para el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono en las células rojas de la sangre y para la actividad normal del corazón, que tiene un efecto relajante mediante la reducción de la contractilidad, el efecto contrario a la de calcio.

 

El potasio permite que ciertos intercambios químicos a través de las membranas celulares que se produzca más fácilmente. El mineral se encuentra amplia-mente distribuido en los alimentos de origen vegetal y animal por lo que es improbable que ocurran deficiencias.

 

Esto es tan fácilmente disponible en los productos alimenticios naturales que una deficiencia es improbable. El mineral es esencial para los procesos metabólicos del cuerpo y para la formación de todos los tejidos corporales.

 

Sodio :

El sodio se combina generalmente con cloro para producir la sal común o cloruro de sodio y se encuentra principalmente en los fluidos del cuerpo (sangre y la linfa) en contraste con potasio, que se produce dentro de las células.

 

El contenido de sodio ayuda a mantener el cuerpo se vuelva demasiado ácido, estar involucrado en el equilibrio ácido-base y la regulación del pH de la sangre que impide cambios marcados en la acidez o alcalinidad. Junto con el potasio y el calcio en equilibrio apropiado, es esencial para la actividad del corazón.

 

El exceso de cloruro se descarta en la orina, mientras que algunos se retiene para su uso en la digestión como ácido clorhídrico. Como de sodio se produce bastante amplia-mente en combinación con cloro o como el carbonato o fosfato de compuestos, sobre todo en los alimentos de origen animal, rara vez es necesario suple-mentar la dieta de las aves.

 

Si esto parece necesario, hay que hacerlo con mucho cuidado como un exceso de sal es tóxico para muchas aves.

 

Hierro y Cobre :

La deficiencia de hierro puede ser consecuencia de la hemorragia, de las heridas, por ejemplo, pero con más frecuencia de los ataques de ácaros o garrapatas. Las úlceras y otras lesiones que causan repiten pequeña pérdida de sangre también pueden tener un efecto similar.

 

Requisitos normales se elevan en gran medida cuando las aves están excretando y pueden ocurrir deficiencias.

El hierro está estrechamente vinculada con el cobre en la producción y el mantenimiento de la sangre y de los componentes de los huevos.

 

Excesivo de hierro suministrado en la dieta no se absorbe y es, por tanto, inofensivo, pero el cobre excesivo es altamente tóxico, construyendo y dañar el hígado y otros órganos activos.

 

Cuando el cobre es baja en la dieta, el hierro es absorbido y almacenado en el hígado y no se utiliza adecuadamente en la fabricación del pigmento de la sangre de hemoglobina. resulta entonces anemia.

 

El hierro es bien conocido como un constituyente de la hemoglobina de la sangre, pero incluso cantidades más pequeñas de cobre es necesario, así como para la formación de este pigmento. Hierro y cobre también son necesarios para la función de varias enzimas y, como con otros productos químicos esenciales, que son necesarios en cantidades cada vez mayores durante el periodo de producción de huevos. Cantidades de hierro están presentes en el hígado.

 

 

Azufre :

El azufre es un componente de ciertos-aminoácidos, metionina y cistina, utilizados en la formación de la proteína muscular, yema de huevo, albúmina de huevo y la queratina en la piel, cuerno y plumas.

 

Esto se obtiene en cantidades adecuadas siempre que el ave coma suficiente proteína de buena calidad, que contiene una alta proporción de la cisteína aminoácidos y metionina.

 

Planta de azufre suministro alimentos sin relación con las sustancias orgánicas en las formas inorgánicas simples como el sulfato ferroso. El huevo contiene una proporción muy alta de azufre, y el olor característico de los malos huevos se debe a la producción de sulfuro de hidrógeno. Una cantidad pequeña de azufre es suministrada por el aneurin vitaminas y biotina.

 

Incluso durante el establecimiento en el cuerpo, es poco probable que ocurra deficiencia; pero si lo hace, esto se manifestará en gran parte como la deficiencia de tipo aminoácido, que afecta a las plumas, la piel, el corazón, los tejidos musculares y glandulares, así como la producción de huevos.

 

Yodo :

El yodo se usa casi exclusivamente por la glándula tiroides. Sin ella la hormona tiroxina, secretada por la glándula, no se puede hacer. El yodo es susceptible de ser deficiente hacia el interior en las zonas donde se carece en el suelo y donde las aves comen nada más que la comida local.

 

La cría aumenta los requerimientos del organismo para este elemento, por lo que el pollito joven en referencia a los padres sobre el límite de la insuficiencia son más propensos a mostrar signos clínicos de la deficiencia de yodo, como la enfermedad de la tiroides o bocio.

 

Las aves que comen peces o con pescado de mar se derivan cantidades adecuadas de yodo en su dieta y este tipo de bocio es, por tanto, desconocido en las aves marinas. Incluso la concha de ostra utilizado como arenilla soluble contiene una cantidad apreciable de yodo y por lo que, las ocurrencias de bocio son comparativamente raras.

 

La glándula tiroides si está afectada, contiene la secreción inactiva, dando como resultado un metabolismo, lentitud, plumaje desigual rebajado con pérdida de pigmentación y una disminución general de las actividades corporales. siendo esto debido a la presión de la tiroides agrandadas en la siringe y menor tráquea.

 

En pollos y pichones, las deficiencia resulta en un crecimiento atrofiado y las actividades mentales y físicas con retraso.Provisión de un suplemento de yodo elimina rápidamente los signos clínicos de la enfermedad, excepto en casos muy avanzados.

 

Muchos alimentos de piensos compuestos de las aves están actualmente impregnados con yodo. Ciertos alimentos pueden disminuir el efecto del yodo disponible en el alimento; haba de soja es un ejemplo.

 

Manganeso :

La deficiencia de manganeso puede jugar un papel en la formación de los corvejones se alarguen o se deslicen los tendones, a veces se encuentran en el cultivo de aves de jaula, pero esto no es cierto.

 

Las investigaciones sobre el papel del mineral dan en el acortamiento y deformidad de los huesos y la columna vertebral, en el crecimiento de las aves de corral cuando la dieta es deficiente-manganeso, aún no han sido reportados en la jaula de pájaros, pero esto es probablemente debido a la falta de investigación: esto también se aplica a la formación óseas pobres en el esqueleto de el embrión y la mortalidad en el último tercio del período de incubación.

 

El análisis químico de los huesos y los tejidos sería establecer si esta u otras deficiencias son responsables.

Manganeso sólo se sabe que es esencial para el desarrollo aviar por el hueso y los defectos de las articulaciones tales como perosis que resultan de su deficiencia, aunque puede desempeñar un papel en la producción de huevos.

 

 

Otros oligoelementos :

 

Otros elementos y oligoelementos son necesarios en cantidades mucho más pequeñas; sin embargo, su falta puede conducir a efectos aparatosos o espectaculares :

 

 

Flúor : 

Puede jugar un papel en el metabolismo óseo de aves, aunque esto es dudoso.

El interés principal de este elemento es que los niveles tóxicos que pueden ocurrir en aves y el resultado es envenenamiento, si se alimentan de grandes cantidades suplementarias de minerales que contienen flúor.

 

Selenio :

Es un elemento más de la necesidad dudosa en las aves, aunque puede ayudar en la retención de la vitamina E. En las aves de corral que evita encefalomalacia (ablandamiento del cerebro) y la distrofia muscular.

 

Zinc :

Parece ser necesaria en pequeñas cantidades para todas las criaturas de sangre caliente es esencial para el crecimiento. En las aves, el consumo elevado de calcio en la dieta aumentan los requerimientos de zinc.

 

El molibdeno : 

También es necesario para el crecimiento normal. Los papeles de molibdeno, selenio y zinc son incompletamente conocidos en aves de jaula. Probablemente ayuda en el desarrollo y mantenimiento de ciertos tejidos.

 

Cobalto :

El átomo metálico en vitamina B12, no parece ser necesario solo para las aves, siempre que la vitamina B12 se suministra en cantidades suficientes en la dieta o se sintetiza por las bacterias intestinales. El cobalto es importante sólo en la medida en que forma parte de la molécula de la vitamina B12. Si esta vitamina se sintetiza adecuadamente por bacterias, no se requiere de cobalto adicional.

 

Grit :
Grano insoluble es esencial en la dieta de las aves que se alimentan de semillas y que tienen una molleja muscular, bien desarrollada. Por lo tanto, las ayuda con el grano en el proceso de la molienda, tanto de semillas y otras partículas duras de los alimentos, y debe ser duro con los bordes afilados, por ejemplo, de cuarzo. Si el grano es muy fino  puede causar impactación en la molleja.

 

Es igualmente importante que las partículas no sean demasiado grande para el tamaño del ave. Grit especial para las aves de jaula se puede comprar, pero donde las aves se mantienen en gallineros o patios, con una base de suelo de tierra, no es tan importante porque las aves pueden encontrar partículas del tamaño adecuado para ellas.

 

Grit insoluble no debe ser considerada como una fuente de minerales. Estos se pueden proporcionar en forma de sustancias tales como conchas de ostras mejillones  o con-chilla (Carbonato cálcico), en pequeños fragmentos.

 

 

Concha de Ostras en distintas granologias.
Concha de Ostras en distintas granologias, 3 a 5 mm.
Conchas de ostras trituradas a granel
Conchas de ostras trituradas a granel.
Carbonato Cálcico en saco.
Carbonato Cálcico en saco.

 

Tipos de Crestas y cabezas de Gallos.

 

 

Quieres compartir, o comentar en tus redes sociales.