Aves con penes o falo

Falo protuberante de un pato adulto.
Falo protuberante de un pato adulto.

 

El Pene del Pato :

Los patos y otros anseriformes tienen un tipo de falo intromitente que cuando esta tumescente o hinchado tiene aproximadamente 6-8 cm de longitud. 

 

En la mayoría de las aves, la cópula consiste en un simple y casto más bien, "beso cloacal" pero la diversidad de aves incluye a algunos linajes antiguos que conservaban el falo acanalado encontrado en sus antepasados reptiles.

 

Entre las aves vivas, las aves acuáticas son uno de los linajes que aún conservan el falo ranura-do.

 

Las aves acuáticas son también distintas en tener una gran diversidad entre especies diferentes en la longitud y la ornamentación del falo.

 

Un pene de pato se consume sustancialmente al final de la temporada de reproducción y luego vuelve a crecer en la siguiente temporada.

 

Entre los patos rojizos el nuevo crecimiento varia en longitud dependiendo si los machos tienen que competir con otros, afirma Patricia Brennan de la Universidad de Yale en EEUU. 

 

Esta diversidad en el tamaño y la forma del falo en aves acuáticas, como resultado de la competencia de esperma.

Los científicos especulan que el esperma de los machos con un falo dotado ya no tenían una ventaja competitiva sobre el esperma de los menos bien dotado.

 

Este informe publicado en la revista PLoS ONE en línea muestra que hay mucho más en esta historia.

 

"Como parte de un programa de investigación sobre la evolución del falo aviar, tenía curiosidad por saber si había consecuencias para patas de la enorme variación anatómica encontrada en el falo masculino", dice el autor principal Patricia Brennan, un investigador postdoctoral conjunta en ecología y biología evolutiva en la Universidad de Yale y animal y ciencias de las plantas en la Universidad de Sheffield en el Reino Unido.

 

Su estudio es una exploración complementaria de la anatomía del tracto reproductor femenino, llamado el oviducto o de la vagina, que normalmente es muy sencillo y similar entre las aves.

 

Brennan encuentran dos estructuras complejas de forma inesperada y totalmente novedoso que todo parece diseñado hacia un propósito, para excluir de forma selectiva el falo masculino.

 

En la mayoría de las aves, el oviducto es un tubo simple, pero en algunas aves acuáticas, el tubo tiene bolsas únicas y espirales. Los sacos están fuera, divertí-culos en los lados del tubo que están justo dentro de la abertura del oviducto.

.

Pato copulando, foto de Coq de Labassecour.
Pato copulando, foto de Coq de Labassecour.

 

  

 

Ellos parecen funcionar como callejones sin salida,

o pasajes falsos, dice Brennan.

 

 

 

Si el falo fuera a entrar en una de estas bolsas, no podrían progresar más en el oviducto donde se depositaban los espermatozoides con mayor eficacia.


La segunda novedad estructural de la hembra es una serie de estrechos, las agujas del reloj espirales en el oviducto tubular. "Es interesante", dice el ornitólogo de Yale y coautor Richard Prum, "el falo masculino es también una espiral, pero se retuerce en la dirección opuesta, hacia la izquierda. Así, los giros en el oviducto parecen estar diseñadas para excluir los giros opuestos del falo masculino. Es un exquisito anti-cerradura-y-llave del sistema ".

 

El número de sacos y espirales en el tracto reproductivo de las aves acuáticas hembra, cor relaciona fuertemente con la duración del falo masculino. Al comparar el tamaño y la forma del falo y oviducto en 14 diferentes especies de patos y gansos, los autores muestran que los genitales de los machos y hembras han co-evolucionado dinámica-mente entre sí.

La guerra de los sexos puede tener consecuencias sorprendentes, al menos en el caso de los patos. La reproducción de estos animales es el tema de una curiosa investigación llevada a cabo para intentar explicar la extraña morfología de sus órganos sexuales, muy diferentes a los de otras aves.

 

La lucha por el control del proceso reproductivo subyace detrás de esta batalla entre sexos, según Patricia L. R. Brennan, la principal autora del estudio que lo ha publicado 'Proceedings of the Royal Society B'.

 

En los patos, las hembras pueden evitar que el pene del macho las penetre completamente, pero éste puede lograr una erección en menos de medio segundo, lo que le permite copular aun cuando las hembras están tratando de resistir durante un acto sexual forzado", explica la investigadora.

 

A diferencia de la mayor parte de las aves, que no tienen pene, los de los patos son grandes y pueden llegar a medir hasta 20 centímetros y ser flexibles, con una forma parecida a la de un sacacorchos.

 

pene de pato, foto publicada en la revista WIRED SCIENCE.
Pene del pato, Foto publicada en la revista WIRED SCIENCE.

 

Foto publicada en la revista WIRED SCIENCE

 

Entre los patos rojizos el nuevo crecimiento varia en longitud dependiendo si los machos tienen que competir con otros afirma Patricia Brennan de la Universidad de Yale en EEUU. 

 

La guerra de los sexos puede tener consecuencias sorprendentes, al menos en el caso de los patos. La reproducción de estos animales es el tema de una curiosa investigación llevada a cabo para intentar explicar la extraña morfología de sus órganos sexuales, muy diferentes a los de otras aves.

 

En las especies en las que es común la copulación forzada, los machos han desarrollado penes más largos mientras que las vaginas de las hembras han evolucionado hasta tener una forma en espiral en la dirección contraria a la del pene, lo que dificulta la penetración, afirma Brennan.

 

La investigación comenzó a partir de otro estudio de Yale en el 2007, describió por primera vez la extraña forma de los genitales de los patos.

 

Sólo el 3% de las aves tienen falo, como las avestruces o los patos.

Durante el acto sexual, estos animales sacan y extienden su pene, que está dentro del cuerpo.

 

Algunas especies, como los patos, son conocidas por sus "erecciones explosivas", logradas cuando el pene se llena de linfa para aumentar la presión por un período breve.

 

Su gran tamaño les da ventaja a la hora de mantener relaciones sexuales forzadas. Los investigadores llevaron a cabo varias grabaciones a alta velocidad y comprobaron que los patos sólo tardaban medio segundo en copular.

 

Tras realizar varias pruebas con tubos de cristal con formas parecidas a la vagina de las hembras del pato, comprobaron que la forma de ésta les impide la copulación forzada, lo que, según los investigadores, aportaría nuevos datos sobre el conflicto de sexos desde un punto de vista de la procreación: "la evolución de la anatomía de los patos para controlar la reproducción es otro ejemplo del conflicto sexual en la naturaleza", concluye Brennan.

 

Según el estudio, en varios linajes independientes de los patos, las hembras desarrollaron más oviductos elaborados igual que los machos evolucionaron más falos. En otros linajes, las hembras pierden complejidad en el oviducto al igual que el falo evoluciona hacia un tamaño más pequeño.

 

Esta evolución dinámica,según la hipótesis de Brennan, sugiere que las aves acuáticas hembras han evolucionado estas características anatómicas únicas, físicas contra-medidas para evadir los intentos masculinos para afirmar el control sobre la reproducción.

 

Según Prum, "A pesar del hecho de que la mayoría de las aves acuáticas forman parejas monógamas. Las cópulas forzadas por parte de otros machos - el equivalente aviar de violación -,son comunes en muchas aves acuáticas la longitud del falo de una especie, esto está fuertemente cor relacionada con la frecuencia de cópulas forzadas ".

Brennan señala: "En respuesta a los intentos de obligar los machos la paternidad en las hembras, las aves acuáticas hembra puede ser capaz de hacer valer sus propios medios de comportamiento y anatómicas de control para engendrar sus hijos."

 

Los autores especulan que falos elaborados y oviductos hembras han evolucionado en una respuesta dinámica a los otros  que los falos han desarrollado para ser más elaborado que los medios de excluirlos, y viceversa.

 

Estas barreras físicas, los autores especulan, son fácilmente superados cuando las hembras durante la cópula cooperan, sino que sólo funcionan para excluir los avances no deseados.

 

Brennan está llevando a cabo estos resultados con una mayor exploración del desarrollo y la evolución de los genitales en los pájaros. "Estoy seguro de que hay más sorpresas por ahí", dice ella. Su investigación futura, es explorar diferentes linajes de patos y otras aves que varían en biología de la reproducción y la complejidad genital.

 

Aquí tenéis el enlace al estudio.

 

Otro estudio y no menos interesante es el del Avestruz:

Apareamiento Avestruz Struthio carnelus.
Apareamiento Avestruz Struthio carnelus.

 

Según Patricia L. R. Brennan y su equipo confirmaron que el avestruz no utiliza el sistema vascular sanguíneo para alargar su pene, sino que lo llena con fluido linfático


Las erecciones de los avestruces no se deben a un aumento en el flujo sanguíneo.

 

Hasta ahora se pensaba que las erecciones de estas aves se debían a un mecanismo similar al observado en los mamíferos.

 

Pero investigadores de la Universidad de Yale confirmaron que el avestruz, Struthio carnelus,no utiliza el sistema vascular sanguíneo para alargar su pene, sino que lo llena con fluido linfático, al igual que otras especies de aves.

 

El estudio resuelve un misterio que ha intrigado a los científicos durante mucho tiempo.

 

El avestruz Struthio carnelus, común en África, es una de las especies de la familia ratites, que incluye también;

los kiwis de Nueva Zelanda, los ñandúes de América (conocidos también como avestruces americanos, Rhea americana o ñandú americano y Rhea pennata o ñandú de Darwin), así como e múes y casuarios en Australia y la isla de Nueva Guinea.

 

Mecanismo linfático :

 

Aparato reproductor Avestruz Struthio carnelus.
Aparato reproductor Avestruz Struthio carnelus.
Aparato reproductor Avestruz Struthio carnelus.
Aparato reproductor Avestruz Struthio carnelus.

 

La mayoría de las aves se reproducen mediante lo que se conoce como un beso cloacal, u aposición cloacal, durante el cual el macho situado sobre la hembra y transfiere el esperma utilizando la vía de la cloaca, el mismo conducto usado para excretar.

 

Pero algunas especies como son:

  •  Avestruces.
  •  E múes.
  •  Patos.
  •  Gansos.
  •  Cisnes.
  •  Flamencos.

 

también poseen penes. Este órgano reproductivo es inusual en las aves, ya que se alarga al llenarse de linfa, el fluido transparente que circula por los vasos linfáticos.

 

Hasta ahora se pensaba que la familia de las ratites era la excepción a la regla.

 

Desde el siglo XIX se pensaba que los avestruces tenían una erección por un mecanismo vascular sanguíneo, aunque no había datos para e múes y ñandúes", así afirma Patricia Brennan, bióloga oriunda de Colombia actualmente en la Universidad de Massachusetts y una de las autoras del estudio.

 

Dado que todas las otras aves tienen erecciones por mecanismos linfáticos, siempre pensé que era muy extraño que el caso de los avestruces fuera diferente".

 

Para resolver el misterio, Brennan y sus colegas examinaron detalladamente los penes de un avestruz y de tres e múes y encontraron diferencias importantes.

 

El pene del avestruz es muy diferente al del e mú y el ñandú porque está formado por una matriz de colágeno denso. Sin embargo, todas las características del mecanismo linfático están presentes.

 

Los avestruces tienen vasos sanguíneos cerca de la superficie del pene, lo que le da a este órgano un color rosado, pero por dentro, el pene no se llena de sangre, sino de linfa.

 

Baja presión :

 

El estudio confirma según sus autores que "la erección linfática estaba presente en los antepasados de las aves" aunque aún hay muchos interrogantes en torno a la evolución de este mecanismo.

 

En el pasado se establecieron paralelos entre las aves y los reptiles, pero el pene de estos últimos también se alarga con el flujo sanguíneo, al igual que en el caso de los mamíferos.

 

La razón del cambio de un sistema vascular sanguíneo a uno linfático en el caso de las aves aún es un misterio, dijo Brennan.

 

El linfático es un sistema de baja presión, por lo que la erección no puede mantenerse por mucho tiempo, y eso tiene importantes implicaciones en la forma en la que las aves copulan.

 

Parece que las erecciones linfáticas ocurren más rápido que las erecciones que requieren sangre.Esto podría ser ventajoso si disminuye el tiempo requerido para completar la copulación.

 

Este estudio de la Dra. Brennan y sus colegas fue publicado en la revista prestigiosa  Journal of Zoology. 

 

"Ella cuenta que en los últimos años he tenido mucho interés en estudiar la evolución del pene de las aves, porque las aves son el único grupo de vertebrados con fertilización interna donde el pene se ha perdido en la mayoría de las especies.

 

Para poder entender por qué ocurrió esta pérdida, estoy tratando de entender cómo funciona el pene en las pocas especies que todavía lo tienen y qué tipo de morfología puede presentar ".

 

Entre más aprendo sobre estos órganos, dice la doctora más me he dado cuenta que sabemos muy poco acerca de su morfología, función y evolución, así que estoy tratando de llenar los vacíos que existen en nuestro conocimiento.

 

En las avestruces me parecía increíble que nadie hubiera aclarado el misterio del sistema de erección, ya que es una pregunta fundamental para entender cómo funcionan.

 

Para mí el estudio de órganos genitales es vital para entender las interacciones entre los sexos, lo cual es de mi interés, apunta la doctora Brennan.

 

Bueno yo creo que con toda esta información nos queda claro a tod@s que nuestros queridos gallos no tienen pene o falo, sino una ( Papila copulativa ) que vamos ha hacer, así son las cosas de la naturaleza.

 

Espero que entendáis y os guste este apartado pues trabajo y tiempo ha llevado.

 

 

Banco de Semen de Gallinas Españolas

 

  

Bibliografía

Bakst M.R., Sexton T.J. 1979. Fertilizing capacity and ultrastructure of fowl and turkey spermatozoa before and after freezing. J. Reprod. Fert. 55:1-7.
Blesbois E., Brillard J.P. 2007. Specific features of in vivo and in vitro sperm storage in birds. Animal 1:1472-1481.
Blesbois E., Seigneurin F., Grasseau I., Limouzin C., Besnard J., Gourichon D., Coquerelle G., Rault P., Tixier-Boichard M. 2007. Semen cryopreservation for exsitu management of genetic diversity in chicken: creation of the French Avian Cryobank. Poult. Sci. 86:555-564.
Campo J.L., Orozco F. 1982. Conservation and genetical study of Spain chicken breeds (6). Pages 88-93 in Proc. 2nd World Congr. Genet. Appl. Livestock Prod., Madrid, Spain. Editorial Garsi, Madrid, Spain.
Campo J.L. 1998. Conservation and genetic study of Spanish chicken breeds (28). Pages 155-158 in Proc. 6th World Congr. Genet. Appl. Livestock Prod., Armidale, Australia. Univ. New England, Armindale, new South Wales, Australia.
Etches R.J., 1996. Reproduction in poultry. 1st Ed. CAB International, Wallingford, UK.
Santiago-Moreno J., López-Sebastián A., Castaño C.,Coloma M.A., Gómez-Brunet A., Prieto M.T., Campo J.L. 2009a. Sperm variables as predictors of fertilizing capacity in Black Castellana roosters for donor»s selection in Genome Resource Banking. Span. J. Agric. Res. 7:555-562.
Santiago-Moreno J, Castaño C., Coloma M.A., Gómez-Brunet A., Toledano-Díaz A., López-Sebastián A.,Campo J.L. 2009b. Use of the hypo-osmotic swelling test and aniline blue staining to improve the evaluation of seasonal sperm variation in native Spanish free-range. Poult. Sci. 88:2661-2669.
Santiago-Moreno J., Castaño C., Toledano-Díaz A., Coloma M.A., López-Sebastián A., Prieto M.T., Campo J.L. 2011. Semen cryopreservation for the creation of a Spanish Poultry Breeds Cryobank: optimization of freezing rate and equilibration time. Poult. Sci. doi:10.3382/ps.2011-01355.

 

 

 

 

Quieres compartir, o comentar en tus redes sociales.