Canibalismo

Aves muertas. Óleo sobre lienzo, 46 × 64 cm de Goya. Madrid, Museo del Prado,1808-1812
Aves muertas. Óleo sobre lienzo, 46 × 64 cm. Madrid, Museo del Prado.1808-1812

La jerarquía típica que se produce entre las aves es una de las razones innatas del canibalismo.

Las gallinas y los pollos sometidos o los que ocupan la escala inferior en el orden social de un gallinero son frecuentemente las víctimas del canibalismo.

 

La problemática está relacionada con las condiciones de vida de las aves y se agrava por las situaciones de stress.

Hay condiciones que contribuyen en cierta forma al canibalismo, pudiendo clasificarlas en causas nutricionales, ambientales y otras.

 

Entre las causas nutricionales se ha señalado que podrían ser determinantes del canibalismo la escasez de proteínas 


y de sodio, la alimentación con piensos granulados, el exceso de maíz en las fórmulas, una restricción excesiva de pienso y la falta de agua.

 

Las causa ambientales podrían estar en relación con un mal manejo, como por ejemplo :

  • - pocos comederos.
  • - pocos puntos de abreviamiento.
  • - una densidad de población muy alta.
  • - un exceso de temperatura o de luminosidad en el gallinero, et.

 

Dentro de las causas varias, señalaríamos determinadas situaciones ocasionadas por parásitos internos o externos, heridas, falta de elasticidad de la cloaca…

 

Las formas de picaje varían extraordinariamente.

Las lesiones más profundas se dan en cabeza y crestas.

Aveces las heridas producidas sangran y producen áreas necróticas.

Hay variedad de picajes que afectan a las plumas u otras partes del cuerpo.

 

Conviene señalar que las actitudes del canibalismo suelen entenderse como la instauración de un hábito, sin que medie provocación o causas aparentes.

 

Las manifestaciones de picaje, como actitud de vicio colectivo, surgen después de haber ingerido sangre o tejidos frescos, lo cual se agrava considerablemente en manadas muy nerviosas o cuando hay una evidente estratificación social.

Las manifestaciones del picaje son totalmente externas, variando desde una simple herida, hasta edemas voluminosos.

Las aves sometidas a picaje suelen rehuir de las restantes de la manada y esconderse, con lo cual comen poco hasta desnutrirse.

 

La extensión del vicio del picaje es de difícil solución.

La mejor forma de paliar sus efectos es mediante el corte de picos.

 

Como tratamientos anti sintomáticos se ha recomendado el uso de tranquilizantes como la reserpina, usar tintura azul en las zonas picadas, reducir la intensidad de la luz y administrar piensos con algo más de fibra.

 

 

 

Quieres compartir, o comentar en tus redes sociales.

 

  

Bibliográfica:

MERCK & CO. (1995). Manual Merck de Veterinaria . Rahway, N. J., EEUU.

BUXADÉ, P. (1987). La gallina ponedora . Ed. Mundiprensa. Madrid.

DORN, P. (1987). Manual de patología aviar . Ed. Acribia. Zaragoza.

HOFSTAD, M. S. (1984). Diseases of Poultry . Iowa State University Press, Ames, Iowa.

ZARZUELO, E. (1982). Vademécum de la patología infecciosa de las aves domésticas . Ed. Aedos, Barcelona.

CASTELLÓ, F y CASTELLÓ, J. A. (1960). El nuevo arte de criar gallinas. Ed. Aedos, Barcelona.

OROZCO, F. (1989). Razas de gallinas españolas. Ed. Mundiprensa. Madrid.

LACADENA, J. R. (1998). Genética . Ed. AGESA

PUERTAS, M.J. (1992). Genética, fundamentos y perspectivas. Ed. Interamericana McGraw – Hill.

SANCHEZ-MONGE, E. (1969), Genética . Ed. Espasa – calpe S.A.

OROZCO,F y ROBLA, F. (1986). Aspectos genéticos del gallo de León. XXIV Simposio de la WPSA (Sección española): 199 – 212.

DE LA LOMA, J.L. (1973). Genética general y aplicada . Ed. UTEHA.

CASTELLÓ, J.A., LLEONART, R., CAMPO, J.L., OROZCO, F. (1989). Biología de la gallina. Real Escuela de Avicultura.

LLEONART, F. ROCA, E. CALLÍS, M. GURRI, A. PONTES, M. (1991). Higiene y patología aviares . Real escuela de avicultura.

STURKIE, P.D. (1968). Fisiología Aviar. Ed. Acribia. Zaragoza.

LOHMANN ANIMAL HEAFTH (2012)