Influenza aviar

Enfermedades Víricas

Influenza Aviar. Inflamación de las barbillas.
Influenza Aviar. Inflamación de las barbillas.
Influenza Aviar. Equimosis en las patas.
Influenza Aviar. Equimosis en las patas.

 

Siendo esta enfermedad vírica, producida por el  Virus Orthomyxoviridae, género Influenzavirus A y B. que afecta al aparato respiratorio, digestivo y sistema nervioso de una gran cantidad de aves.

 

La forma más grave es la que de momento se conoce con el nombre de “Peste Aviar Clásica”, distinta de la pseudopeste o enfermedad de Newcastle.

 

Los síntomas de la influenza aviar pueden variar y dependen generalmente de la edad, el sexo, la virulencia del virus causal, el ambiente, las enfermedades intercurrentes y su manejo.


Quizá el factor más importante que determina el cuadro sintomático es la patogenicidad (capacidad para producir enfermedad en huéspedes susceptibles) del virus, con el que se ha afectado el animal, por ello, puede haber casos de influenza sin apenas síntomas y focos que originan una gran mortalidad.

 

La influenza aviar en las aves

 

Las aves acuáticas (como los patos y gansos) pueden infectarse con virus de la influenza aviar, pero por lo general no se enferman. Las aves infectadas tienen virus en la saliva, las mucosidades y los excrementos (heces).

Los virus de la influenza aviar se propagan fácilmente entre las aves.

Algunos de estos virus pueden causar casos graves de enfermedad y la muerte en aves domésticas (como gallinas, pollos, patos y pavos).

 

En general los síntomas se manifiestan con tos y estornudos, abundante secreción lagrimal y sinusitis, apareciendo edema de cabeza, cara y cuello, inflamación de las barbillas, equimosis ( lesión subcutánea caracterizada por depósitos de sangre debajo de la piel o hematoma ) en las patas.

 

También puede haber diarrea y presentar trastornos de tipo nervioso como convulsiones, temblores y falta de equilibrio.

 

La mortalidad puede llegar al 100 % de las aves enfermas.

 

Cómo las aves de corral infectadas podrían transmitir la influencia aviar a las personas.
Cómo las aves de corral infectadas podrían transmitir la influencia aviar a las personas.
How Infected Backyard Poultry Could Sprean Bird Flu to People.
How Infected Backyard Poultry Could Sprean Bird Flu to People.

La influenza aviar y las personas

 

Es conveniente seguir las indicaciones de los esquemas en ( Castellano o Inglés ), para todos los virus, indicandonos la manera de como debemos actuar y saber cómo las aves de corral infectadas, podrían transmitir la influenza aviar a las personas.

 

Es raro que las personas contraigan una infección por el virus de la influenza aviar, pero esto puede suceder. Las personas pueden infectarse cuando suficientes virus de la influenza aviar entran a sus ojos, nariz o boca, o cuando los inhalan.

Esto podría pasar cuando el virus está presente en el aire (en gotitas o quizás en el polvo) y las personas lo inhalan, o cuando tocan algo que contiene el virus y luego se tocan la boca, los ojos o la nariz.

La mayoría de los casos de infección de influenza aviar en las personas se han producido al tener contacto sin protección con aves infectadas o superficies contaminadas.

 

Sin embargo, no se han reportado casos de infección de influenza aviar en seres humanos al manipular adecuadamente carne de ave ni al consumir carne de ave o productos de aves de corral bien cocidos.

Los casos de enfermedad de influenza aviar en las personas han variado de leves a graves. Los signos y síntomas de la infección de influenza aviar en las personas pueden incluir fiebre, (temperatura de 37.8 º C , (100 º F) o más alta) con sensación de fiebre, tos, dolor de garganta, moqueo o congestión nasal, dolores musculares o corporales, fatiga, dolores de cabeza, enrojecimiento de los ojos (o conjuntivitis) y dificultad para respirar.

 

Otros síntomas posibles son diarrea, náuseas y vómitos. Tal como sucede con la influenza (gripe) estacional, algunas personas tienen un alto riesgo de enfermarse de gravedad si contraen una infección de influenza aviar. Entre estas personas se encuentran las mujeres embarazadas, las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado y las de 65 años o más.

 

Por lo general, los casos de infección por virus de la influenza aviar en los seres humanos se pueden tratar con los mismos medicamentos recetados que se usan para tratar las infecciones por virus de influenza estacional en los seres humanos. Estos medicamentos se llaman “anti virales contra la influenza”.

 

Mirar este enlace del Ministerio Español de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente MAPAMA , para las dudas que podáis tener, hay teis todas las preguntas y respuestas sobre la influenza Aviar.

 

 

Brotes de influenza aviar en las aves

 

De vez en cuando se producen brotes de influenza aviar entre las aves. Cuando se producen brotes de influenza aviar mortal en las aves de corral, el Ministerio de Agricultura del País, trabaja con la industria farmacéutica, con otros Estados socios, para detener el brote a fin de que no se propague a otras aves. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades trabajan para proteger la salud del público durante estos brotes.

 

El riesgo para el público debido a los brotes de influenza aviar es bajo; sin embargo, debido a que otros virus de influenza aviar han infectado a personas, es posible que estos virus infecten a seres humanos.

El riesgo depende de la exposición. Se cree que las personas que no tienen contacto con aves de corral infectadas o con superficies contaminadas tienen muy bajo riesgo o ningún riesgo de infección. Se cree que las personas que tienen contacto cercano o prolongado, sin protección, con aves infectadas o ambientes contaminados tienen un mayor (aunque probablemente todavía bajo) riesgo de infección.

 

Las infecciones de influenza (gripe) aviar en las personas son raras, pero posibles. La mayoría de los casos reportados de infección de influenza aviar en las personas se han producido al tener contacto sin protección con aves infectadas o superficies contaminadas.

 

Influenza Aviar postración y depresión.
Influenza Aviar postración y depresión.
Influenza Aviar, diarrea.
Influenza Aviar, diarrea.

 

Bibliográfica:

MERCK & CO. (1995). Manual Merck de Veterinaria . Rahway, N. J., EEUU.

BUXADÉ, P. (1987). La gallina ponedora . Ed. Mundiprensa. Madrid.

DORN, P. (1987). Manual de patología aviar . Ed. Acribia. Zaragoza.

HOFSTAD, M. S. (1984). Diseases of Poultry . Iowa State University Press, Ames, Iowa.

ZARZUELO, E. (1982). Vademécum de la patología infecciosa de las aves domésticas . Ed. Aedos, Barcelona.

CASTELLÓ, F y CASTELLÓ, J. A. (1960). El nuevo arte de criar gallinas. Ed. Aedos, Barcelona.

OROZCO, F. (1989). Razas de gallinas españolas. Ed. Mundiprensa. Madrid.

LACADENA, J. R. (1998). Genética . Ed. AGESA

PUERTAS, M.J. (1992). Genética, fundamentos y perspectivas. Ed. Interamericana McGraw – Hill.

SANCHEZ-MONGE, E. (1969), Genética . Ed. Espasa – calpe S.A.

OROZCO,F y ROBLA, F. (1986). Aspectos genéticos del gallo de León. XXIV Simposio de la WPSA (Sección española): 199 – 212.

DE LA LOMA, J.L. (1973). Genética general y aplicada . Ed. UTEHA.

CASTELLÓ, J.A., LLEONART, R., CAMPO, J.L., OROZCO, F. (1989). Biología de la gallina. Real Escuela de Avicultura.

LLEONART, F. ROCA, E. CALLÍS, M. GURRI, A. PONTES, M. (1991). Higiene y patología aviares . Real escuela de avicultura.

STURKIE, P.D. (1968). Fisiología Aviar. Ed. Acribia. Zaragoza.

LOHMANN ANIMAL HEAFTH (2012)

 

 

 

Quieres compartir, o comentar en tus redes sociales.