Jerarquía en el Gallinero

Jerarquía en el Gallinero - Gallina Castellana negra
Jerarquía en el Gallinero - Gallina Castellana negra.

 

Comportamiento y jerarquización :

 

En el campo científico, los gallos han sido los responsables de uno de los mas grandes avances en nuestro conocimiento del comportamiento animal.

 

Reconocimiento mutuo :

 

Las aves dominadas suelen bajar la cabeza para pasar así desapercibidas. El conocimiento entre individuos no es general ni constante, pues la capacidad de reconocimiento se limita aproximadamente a un centenar de individuos, que pueden ser olvidados en unas dos semanas.


Respecto al concepto de jerarquía, término mencionado anteriormente, hay que señalar que en todo conjunto de aves existe siempre un orden o categoría de dominancia de unas sobre otras, es decir, siempre hay una que domina a las demás, otra que domina a todas menos a la primera siendo dominada por ella y así sucesivamente hasta llegar a la última, dominada por todas.

 

Partiendo del hecho de que las aves se reconocen mutuamente por señales de conformación de cresta, aparece en ellas gradualmente el orden de dominancia aunque éste no se desarrolla en los pollitos hasta después de pasadas algunas semanas de vida.

 

Al principio, el hecho es muy ligero e impreciso porque los pollos aún no conocen bien y porque no se ha establecido el concepto de rivalidad, que se manifiesta por picotazos de los dominantes para ahuyentar a los dominados y por la aparición de peleas con creciente acometividad.

 

En los primeros días las manifestaciones sociales consisten en la satisfacción de las aves de sentirse en grupo, especialmente después de saciarse de alimento.

 

A las dos semanas aparecen manifestaciones de rivalidad a base de juegos, con apariencia de combate, en que los presuntos dominantes yerguen la cabeza en actitud amenazante, en tanto que los dominados generalmente huyen o se someten de forma inmediata.

 

A la edad de dos meses, al finalizar la época de cría, se puede decir que está ya perfectamente definida la escala social de agresividad y cobardía.

 

Al alcanzar la madurez sexual, cuando el reconocimiento entre las aves es bueno y se produce la rivalidad, rige de forma completa el “orden de los picotazos”, con un perfecto estatus para cada ave, por lo cual no se producen peleas sino que, al acercarse una dominante, las demás se retiran, ya que de lo contrario recibirán picotazos sin opción a disputar el terreno.

 

Las luchas generalmente se producen a base de picotazos o intentos de picaje en la cabeza, que las aves dominadas aprenden pronto a esquivar, más adelante pondré un apartado sobre el picaje.

 

La introducción de nuevas aves en un gallinero suele alterar el nivel de dominancia preestablecido, desarrollándose nuevas luchas para re-equilibrar el orden social.

 

El orden social disminuye cuando se restablece la situación de equilibrio, pues cada ave sabe perfectamente a que atenerse y las más tímidas se hacen escurridizas y rehuyen el enfrentamiento, en cuyo caso el enfrentamiento sólo puede producirse cuando no haya suficientes bebederos o comederos.

 

Los elementos que intervienen en el picaje han sido amplia mente estudiados, estando ligados con la edad de las aves, la territorialidad, la iluminación, el número de aves totales alojadas en un gallinero, la densidad de población, et.

 

Las gallinas son animales territoriales que establecen complejas jerarquías sociales, interactuan reconociéndose entre ellos ( por las características de la cabeza ), siendo incluso capaces de aprender comportamientos o trucos nuevos viendo el éxito o fracaso de otros miembros de su comunidad.

 

Cada ave tiene un lugar dentro de su grupo, algunos son dominantes, y otros son más sumisos debido a su estatus social inferior.

 

Las gallinas y los pollos son animales sensibles e inteligentes además de muy sociables, individuos a quienes les gusta pasar el día limpiándose y acicalando sus plumas, picoteando, tomando el sol o dándose baños de arena.

 

En libertad las gallinas y los pollos establecen complejas jerarquías sociales, sabiendo cada gallina su puesto en la pirámide social y viviendo en armonía de acuerdo con ella. Estas aves capaces de vivir entre 10 a 15 años en libertad mueren hoy en día por millones, siendo después de los peces los animales no humanos más explotados.

 

A la hora de aprender a realizar una tarea siguen las instrucciones del miembro dominante del grupo. Las gallinas emiten además varios tipos de vocalizaciones que advierten a los demás miembros de su grupo de la presencia de depredadores, comida, alarma, miedo et. ( Mench y Keeling 2001 ). Las gallinas, al igual que nosotros, disfrutan pasando el tiempo con miembros de sus especie.

 

 

En la sección El canto del gallo castellano negro tenéis mas información sobre vocalizaciones.

 

En el año 1922 fue publicada por primera vez la idea de la organización jerárquica de las sociedades animales. Se descubrió mediante la observación de la gallina común.

 

He aquí un resumen de ella:

Si una docena de gallinas se colocan juntas en un gallinero, en seguida se separan en parejas y empiezan a luchar. Una de cada pareja triunfa sobre la otra, por ser más fuerte o porque su rival rehúsa a luchar. 

Entonces, la primera es dominante sobre la segunda, y esta es una subordinada de la ganadora.

 

Luego, las dominantes se enfrentan luchando entre si en parejas; de esta nueva pugna habrá la mitad de ganadoras, dominantes de la otra mitad formada por subordinadas. Al final quedara establecida una jerarquía que podríamos expresar de la siguiente manera:

 

Si identificamos a las gallinas con letras desde la A hasta la L, habrá una gallina que será la cabecilla (A) , la cual puede picotear a todas las demás, pero ninguna la puede picotear a ella. La siguiente (B) podrá picotear a todas excepto a A;

 

La C puede picotear a todas excepto a A y B y así hasta el final en que

L está subordinada a todas.

 

Cualquier gallina puede cambiar su posición en la jerarquía venciendo a otra que sea superior a ella; pero si no se produce tal desafío, las posiciones jerárquicas son aceptadas por todos.

 

Esta es una versión simplificada, pero el principio de la ley esta aquí, y la subsiguiente investigación en un gran número de especies de animales ( incluida la nuestra ), muestra que hay un orden social de dominantes y subordinados, lo mismo en los machos que en las hembras.

 

Este ha sido un descubrimiento que ha revolucionado nuestro estudio sobre el comportamiento social de los animales.

 

Dentro de las aves se encuentran comportamientos muy distintos en cuanto a hábitos, régimen alimenticio, modalidad de vida, estaciones de crianza, et.

 

Las habilidades cognitivas e intelectuales de las aves ( inteligencia ) ha sido demasiado a menudo devaluadas, pero si nos tomamos el tiempo de conocer a estos animales no humanos aprenderemos que sus complejas vidas intelectuales y emocionales son evidentes, por ejemplo los científicos han descubierto que estas aves claramente entienden la relación entre causa y efecto.

 

Opiniones de algunos expertos :

 

Es ahora un hecho que las aves tienen capacidades cognitivas similares a las de muchos primates.

Dr. Rogers L. J. Profesor de zoología. Universidad de Nueva Inglaterra.

 

Los pollos y las gallinas muestran un comportamiento social sofisticado... pueden reconocer a aproximadamente unos 100 individuos y recordarles. Tienen más de 30 tipos diferentes de vocalizaciones.

Dr. Joy Mench. Profesor y director. Centro Bienestar Animal. Universidad de California.

 

Contrariamente a lo que uno pudiera oír por parte de la industria, los pollos y las gallinas no son animales sin mente, son animales con comportamientos complejos, aprenden rápido, muestran organizaciones sociales ricas y tienen un diverso repertorio de llamadas entre ellos. Cualquiera que haya convivido con gallinas reconocerá diferencias en las personalidades de cada una de ellas.

Dr. Bernard Rollin. Profesor de Ciencia Animal. Universidad Estatal de Colorado.

 

Los pollos también realizan interacciones sociales complejas :

Desarrollan amistades y sociedades significativas. Les gusta divertirse, tienen sentido del humor y hasta se enamoran.

Muchas personas piensan que poniendo un gallo con cinco o seis gallinas allí queda todo.

Un estudio más íntimo revelará que las gallinas establecen un orden "matrimonial" y la primera esposa del gallo tratará de dormir por la noche al lado de él y conseguirá los bocadillos más sabrosos que el gallo encuentre primero mientras están forrajeando.

 

Los pollos tienen un sentido del humor, tienen gusto de tener diversión, caen en amor, y se afligen por las pérdidas.

 

 

La ley del mas fuerte : 

El gallo alfa o dominante, se da cuenta que hay dentro del grupo, elementos que lo incomodan y decide sacar del grupo a estos machos jóvenes que se comportan en forma alocada y descontrolada.

Ya se convierten en rivales del gallo. La naturaleza es sabia y evita con este acto, que los grupos de gallos y gallinas en estado salvaje, entren en consanguinidad estrecha.

 

Esta inevitable huida, es debido a la falta de madurez, insuficiente o falta de casta y equidad de condiciones con el gallo del grupo (posible padre) y en este tema, no hay conciencia ni arrepentimientos por los actos de la misma naturaleza del gallo.

 

Los pollos escapan y son rechazados. Van en la búsqueda de otro lugar en donde encontrar alimento hasta que se completen su desarrollo y tengan la suficiente madurez como para enfrentarse a los machos que dominan otros grupos. En los galliformes, la espuela o espolón es una herramienta que ayuda a imponer dolor sobre el rival.

 

Aquí no solo basta la belleza del ejemplar macho ni las danzas, cortejos o el buen canto. Una patada bien puesta y el rival sale corriendo. En estado salvaje, son muy pocas veces en las que se ve que ambos rivales peleen hasta la muerte.

 

Como en todas las sociedades, se definen las jerarquías en los diferentes grupos. Hay un escalafón en donde el más fuerte y dotado de cualidades, oprime al más débil.

 

Cuando criamos nuestros pollos en cautiverio, hay que tener mucho cuidado de donde y como se crían o desarrollan. Lo recomendable es soltarlos a temprana edad en lugares abiertos, no solo par que se desarrollen bien su sistema muscular, sino que necesitan buscar su “espacio propio” y madurar sanamente (sin mucho estrés).

 

Esto se denomina :

La Formación del carácter en los Gallos:

  • Hostil.
  • Dominante.
  • Cordial.
  • Sumiso.

En resumen, tenemos hasta cuatro “ personalidades o traumas psicológicos “ con marcadas diferencias en los gallos:

 

Dominante Cordial : 

Este es el gallo ideal, inteligente, sabe cuando actuar y como. Se crió guardando su distancia, dominando pero en forma hostil. Fácil de manipular y normalmente es el gallo inteligente y ecuánime.

 

Dominante Hostil : 

Este podría de alguna manera manejarse cuidadosamente, es el gallo alocado, el picarón. Normalmente va al bulto. Se crío dominando a golpes a todo el grupo.

Por ello, y por que estaba acostumbrado a que él era quien daba golpes y dominaba en forma hostil al grupo, nunca recibió golpe real alguno (con dolor). Así es que, al pelear contra el rival y sentir la puñalada o picotazo, entra en pavor y sale corriendo. Recibió algo que nunca había recibido. Este puede ser uno de los motivos de por que corre un gallo.

 

Cordial Sumiso : 

Gallos no muy confiables. Los penúltimos del escalafón. Son gallo que tienen traumas que los persiguen desde su niñez. Pollos que han sido golpeados por los que están por arriba del escalafón. Se recomienda tener mucho cuidado con ellos o eliminarlos.

 

Hostil Sumiso : 

Gallos no confiables. Los que están por debajo y en el ultimo lugar del escalafón. Los más agredidos del grupo. Pollos que se movilizan y escurren como roedores entre sus hermanos y comen después que los más fuertes están ya satisfechos. Pollos que han sido golpeados por los que están por arriba del escalafón. Se recomienda tener mucho cuidado con ellos o eliminarlos. Este puede ser uno de los motivos de por que corre un gallo.

 

Porque este Comportamiento del Gallo :

Aquí es en donde el hombre va trabajando con su propia óptica, talento, observación y selección, una cría propia. Cada persona busca y ve algo diferente. Así es como tenemos diferentes resultados a partir de un mismo origen. Hay selección en el tamaño o talla, en las estructuras, ancho del gallo, estilos, color de plumaje, la bravura, et.


Está demostrado que si les damos una misma pareja de animales a dos personas diferentes y en lugares distantes, al cabo de unos 10 años, lo que veremos en el gallinero de uno, será totalmente diferente al del gallinero de la otra persona. ¿A que se debe ello? Simplemente al Criterio propio de selección y el medio ambiente.

 

Esto obedece a una fórmula que no es mágica, sino que es el resultado de la combinación de la Genética, La Forma, o comportamiento y la acción del medio ambiente.

  • Fenotipo o Tipo : Lo que vemos y su expresión.
  • Genotipo : Lo que no vemos, pero esta escrito en los cromosomas.
  • Medio Ambiente : Alimentación, ubicación del gallinero, clima, selección, et.

 

Existe una interacción que actúa generando los cambios en las crías:


 

Análisis de la Interrelación de la estructura, la genética y el estilo:

 

Tipo o Fenotipo :
Estructural Corporal. Lo que vemos, la manifestación y la expresión corporal y de movimiento, los colores, talla, forma, estructuras corporales.

  • Depende de la buena alimentación en cada etapa del desarrollo
  • Depende del clima, horas luz, sequedad, humedad, et.
  • Depende del buen manejo.
  • Depende del manejo en control de enfermedades y sanidad.


Como se desenvuelve :

Es parte del Fenotipo o lo que vemos del gallo, la expresión de movimiento, ataque y defensa, la misma bravura, agresividad, et. del mismo animal.

Normalmente se le atribuye al gallo la heredabilidad, lo que porta principalmente el gallo.

  • Depende de las estructura del gallo. Las características musculares, óseas. Las dimensiones (largos y anchos de sus estructuras).
  • Depende de la introducción de sangres y sus características propias.
  • Depende de la salud, alimentación, preparación, entrenamiento.
  • Depende de las cualidades que este aporte.


Genotipo : 

La Información Genética en los cromosomas y el llamado Conocimiento genético adquirido.

Aquella información que fluye en forma espontánea y se ve en las diferentes actitudes del gallo y las gallinas, desde pollitos al nacer, hasta adultos. Estos van apareciendo en cada etapa de su desarrollo.

  • Depende de obtener aves de una buena procedencia (pedigree).
  • Depende de saber seleccionar y eliminar.
  • Depende de las cualidades que aporten esas líneas o razas.
  • Depende de que esas cualidades sean hereda-bles.

 

 

Medio Ambiente :

Todo lo que rodea al gallo, desde la alimentación, medicación, clima, trato o manejo de las aves, la selección por parte del criador, características de los corrales, ec.


Toda esta nueva información la va guardando la hembra (principalmente) en sus cromosomas a través de los años. Los cromosomas que estaban intactos en el momento de encontrar los primeros gallos salvajes (Gallus Gallus), son ya diferentes, en el apartado origen del gallo Castellana tenéis más datos.

 

La nueva información de selección de los cambios que pueden ser en forma espontanea como es en el caso de las mutaciones o variaciones discontinuas (nuevos colores de plumas, nuevos tipos de crestas, penachos, barbas, 4,5 o más dedos en las patas, varias espuelas o espolones, piel negra, blanca, amarilla, plumas en las patas, et).

 

Corresponden a cambios o variaciones que en la mayoría de veces, el criador no ha buscado. Simplemente aparece en forma espontánea.

Si el criador, considera seguir adelante, se da cuenta que cruzándolos en forma cerrada con su madre o padre, puede conservar esta nueva cualidad.

 

La otra forma de selección en base a variaciones continuas, en donde el criador va haciendo su propia cosecha de la selección o cualidades que va viendo y que le gustan por diferentes motivos que pueden ser personales con el propósito de buscar lo que él busca.

 

Estas variaciones de selección, pueden durar varios años. Todos estos cambios se hacían más rápidos, considerando que se trabajaba dentro de grupos cerrados ( consanguinidad ).

 

Las diferentes cualidades de los gallos, han sido trabajadas por muchos siglos, entre 5,000 a 7,000 años. Pero no hay que olvidarse que muchas cualidades ya existían en los gallos mucho antes que nosotros los observáramos por primera vez y que las hemos ido mejorando a través de los años de selección.

 

Los machos de cada camada en estado salvaje, al ir creciendo y madurando,produciendo sus propias hormonas sexuales (a partir de los 5 meses aproximadamente.), ya se cubrían de plumas nuevas con colores vistosos y empezaban a darse cambios en sus aptitudes (entre ellos).

 

Algunos seducían a las hermanas y a la madre, sin saber por que y otros ya iniciaban como un juego, los primeros enfrentamientos con los otros machi-tos.

 

Estos nuevos cambios de actitudes, por la secreción hormonal, ya es un presagio de su inminente retirada del grupo. Estos cambios obedecen a una activación de una serie de hormonas y cambios físico-químicos en el animal. Acompañado del denominado conocimiento genético adquirido (información que viene escrita en los genes y que sirve como defensa natural para los seres vivos, sin necesidad de aprendizaje por experiencias), que son las nuevas actitudes o acciones que aparecen en forma espontánea en el animal, que nunca antes habían sucedido.

 

Por ejemplo :

¿Quién le enseña a cantar al gallo? ¿Quién le enseña a querer copular con las hembras? ¿Por qué las luchas y ese afán por imponerse ante los demás?

 

En una combinación del factores Social y Psicológico, están involucrados con los aspectos biológicos y factores genéticos. Podemos decir que esta información que almacena el gallo y la gallina, producto de eventos o experiencias importantes, el hecho de pelear sin dudar o pensar o tener temor o miedo a morir.

 

Toda esta información que queda impresa en los genes y que se puede trasmitir a futuras generaciones "como recuerdos" y principalmente el carácter ofensivo del gallo que se ha ido agudizando a través de los siglos, hasta el hecho de "pelear por pelear" viene a ser parte del carácter hereditario impulsivo". Esto ocurre en muchas especies animales.

 

Es algo que es innato e Impulsivo, como la palabra lo dice. En algunos ejemplares, puede haber hasta la llamada herencia de agresión impulsiva, que actúan como estímulo, motivación o pauta de reacción, señalando la conducta defensiva ante un peligro potencial acompañada de componente emocional, con reacción de ataque o huida, con cambios somáticos por descarga simpática, la que se denomina Agresión reactiva a la que el animal reacciona por peligro, frustración o miedo, y la conducta predadora de destrucción de animales de una misma especie por dominancia, territorialidad, obtención de alimentos o competencia sexual y en el caso del gallo, por el hecho de pelear por su estatus.

 

Ambas tienen origen biológico diferente. Las teorías del aprendizaje, que desvían la atención del enfoque biológico puro, enfatizan que la conducta es el resultado de un proceso de acondicionamiento por reforzamiento o imitación. Las experiencias aprendidas o imitadas, enfatizando en este aprendizaje al ambiente, constituyendo un aprendizaje por modelación al observar repetidas conductas.

 

El cerebro es vulnerable a cambios. Estímulos psicológicos traumatizan-tes producen cambios en las conexiones neurales y mutaciones genéticas que acarrean y predisponen a una conducta violenta el resto de la vida. Aproximadamente el 40 % de los rasgos de personalidad son conferidos a los rasgos genéticos. Las posiciones actuales en cuanto a presencia genética en el comportamiento violento postulan que se heredan genes causantes de distorsiones bioquímicas primarias que no desorganizan de modo mantenido la conducta y que tienen su expresión en el temperamento, definiendo el tenor neuroquímico de neurotransmisores como la serotonina, que se ha visto involucrado en el temperamento violento.

 

Estos comportamientos están determinados por formas variantes de genes que codifican enzimas o proteínas que sirven de transportador al neurotransmisor, como el polimorfismo del gen codificador de la triptófano-hidroxilasa, enzima limitante de la serotonina.

 

La agresividad defensiva ante un peligro actual o potencial y que se acompaña de ansiedad, ataque o huida, se vincula a un aumento del tenor de noradrenalina.

 

En el gallo, se destacan los disturbios en la serotonina, neurotransmisor predominante en los centros de control de la conducta de alimentación, sexo, huida y lucha. Niveles significativamente bajos del principal metabolito de la serotonina, el ácido 5-hidroxilo-indolacético (HIAA) 24 lo que reflejaría una actividad disminuida de los sistemas serotoninérgicos centrales.

 

En algunos de estos estudios la disminución del metabolito de la serotonina se ha encontrado, además, cor relacionada cuantitativa mente con indicadores psicométricos de agresividad.

 

Del análisis de las características conductuales de los sujetos con niveles bajos de HIAA en el LCR, se ha propuesto que este metabólico podría representar más un marcador de impulsividad que de violencia.

Pues bien, si la testosterona que es responsable de otros caracteres sexuales secundarios, pudiera dar cuenta de la mayor agresividad de los machos; entonces altos niveles de testosterona deberían relacionarse con altos niveles de conducta agresiva.

 

En todos los estudios realizados, no se desprende ninguna evidencia clara sobre la relación directa entre niveles altos de testosterona e incremento del comportamiento agresivo. Esto lleva a pensar que la relación entre hormonas y agresión no sea directa.

 

Es decir, que la testosterona puede influir sobre otras variables y estas a su vez ser las que influyan sobre la conducta agresiva, como por ejemplo, que algunas características de la personalidad o disposiciones personales derivadas del tenor hormonal del animal puedan predisponer a la agresión.

 

El hallazgo más interesante es que los niveles de testosterona, que suelen ser similares en todos los animales antes de la interacción social, se elevan espectacular-mente en los vencedores de las peleas y disminuyen en los perdedores. En esta línea podemos situar las fuertes relaciones encontradas entre los andrógenosy conductas relacionadas con la agresión.

 

Así, algunas investigaciones encuentran que la testosterona está relacionada con

ciertas características de la personalidad como dominancia, asertividad o ciertos comportamientos que podemos llamar de búsqueda de sensaciones.

 

Entonces entenderíamos la conducta agresiva como consecuencia del nivel de búsqueda de sensaciones o asertividad del individuo, sobre todo en los ejemplares primitivos como es el caso del Gallo Bankiva o Gallus Gallus y que se va heredando y sumando a elementos antes explicados a través de los siglos evolutivos y de aprendizaje heredado.

 

Por otra parte, los estrógenos disminuyen la conducta agresiva y competitiva en el género. Ocurre un mayor por ciento de detenciones en las gallinas los días en que se produce disminución fisiológica de los niveles de estrógeno.

 

Hay contribuciones genéticas y medioambientales a la estructura y función del circuito de regulación de la emoción.

De hecho, la corteza pre frontal recibe una proyección de fibras serotoninérgicas mayor, que es disfuncional en individuos que muestran violencia impulsiva. Los individuos vulnerables a la regulación defectuosa de emociones negativas están en riesgo para adoptar conductas violentas y agresivas.


Régimen alimentación :

Si atendemos al régimen alimenticio de las aves, se puede comprobar que los gallos y gallinas tienen aptitudes omnívoras, pues lo mismo son capaces de digerir la proteína de origen cárnico que la de los granos de cereales o de hierbas. Habitualmente la gallina silvestre es un animal merodeador que, tras escarbar la tierra con sus potentes patas, busca en ella raíces, semillas germinadas, huevos de insectos, nematodos y larvas, sin desdeñar los brotes tiernos de hierbas, piedrecitas o incluso pequeñas presas vivas como lagartos, ratones, caracolillos, et. Así puede verse que la alimentación de la gallina se fundamenta en una amplia base de productos naturales.

 

En los individuos domésticos el hábito de volar casi se ha perdido, pero conservan la costumbre de escarbar y el instinto de buscar por sí mismos los alimentos que más les gustan.

 

El promedio de vida de estos gallos es de siete u ocho años, aunque algunos ejemplares pueden llegar a vivir quince años. Las aves domésticas poseen una serie de caracteres instintivos que señalan unas normas de conducta preestablecidas propias de la especie y que tienen estrecha relación con sus aptitudes anatómicas y fisiológicas.

 

Los individuos presentan una forma de vida eminentemente instintiva, lo que permite una notable capacidad de adaptación. Las aves domésticas adaptan su vida a una serie de hábitos comportándose con gran regularidad a lo largo de los días.

 

Las aves presentan un comportamiento marcado por el ritmo de las estaciones del año y por los diversos momentos del día, es decir, están fuertemente sometidas a los influjos lumínicos y ambientales de los ritmos naturales.

 

Si los animales están sanos muestran una especial vivacidad y alegría, caracterizadas por desplazamientos pausados, cacareo, aleteo, canto del gallo, et.

 

La gallina sin poseer una extraordinaria capacidad de orientación es capaz de desenvolverse con soltura en su territorio o hábitat, regresando diariamente a los mismos lugares de pernoctación.


Entre los actos que presiden el comportamiento natural de estos individuos se pueden mencionar:

 

La capacidad para la cloquez :

Es un factor hereditario que ha sido eliminado de las aves productoras de huevos, dada la incompatibilidad entre esta situación y la puesta.

Las gallinas no son aves de puesta temporal ya que con mayor o menor intensidad van dando huevos todo el año, pero en su producción siguen el curso del año solar, yendo en aumento cuando los días van siendo más largos y en descenso cuando se acortan.

La reproducción ovípara de las gallinas selváticas, como ocurre aún con las gallináceas silvestres, se produce después de un periodo de actividad sexual con la puesta de una serie de huevos, diez, doce o veinte, tras los cuales, el ave cae en un estado de cloquez que la induce a incubarlos durante los 21 días que dura el desarrollo embrionario y la ulterior crianza de los pollitos.

Aportare más datos en una sección nueva. Incubación natural, Cluecas, Lluecas

 

La agresividad : 

Dentro del grupo se manifiesta por la tendencia al pica je a las aves prolapsadas, por la jerarquización individualizada y por la formación de clanes o grupos más o menos marcados.


En las manifestaciones instintivas :

De un ave social tiene gran importancia el factor mimético, siendo frecuente que el comportamiento de un individuo arrastre al conjunto hacia un tipo de conducta como escarbar, correr en bandadas, aseo, ataviado y rascado de las plumas, et.


Conquista y defensa del territorio : 

Las aves tienden a situarse en demarcaciones concretas, especialmente los machos. La posesión de un territorio está relacionada con la madurez sexual y es muy característica en los machos dominantes.

 

Parada sexual : 

Este comportamiento está relacionado con la reproducción y consiste en la aparición de juegos sexuales y relaciones enmarcadas directa o indirectamente por la monta. Estos factores están condicionados al ritmo estacional y a factores neuro – endocrinos.

 

Las gallináceas silvestres tienen hábitos de comportamiento muy peculiares, generalmente el macho a la llegada de la estación sexual se vuelve agresivo y belicoso para sus congéneres, de acuerdo con un concepto de jerarquización muy propio de esta especie.

 

El macho dominante y vencedor en las peleas suele poseer a un número considerable de hembras.

 

El género Gallus no forma parejas sino que es muy característico la tendencia a la poligamia dentro de los clanes naturales.

Las gallináceas presentan un dimorfismo sexual muy acentuado, tanto en el tamaño y la coloración como en los hábitos de los dos sexos. Desde las variedades silvestres hasta las más modernas razas, destacan por su porte y belleza cromática los gallos sobre las gallinas, las cuales tienen un plumaje más discreto, menos peso y menor capacidad para la lucha.

 

En este sentido, los gallos se caracterizan por poseer una serie de diferencias sexuales secundarias de gran relieve, como son el tamaño de la cresta y de la cabeza, superior al de las gallinas, un plumaje brillante y vistoso, una cola que presenta grandes plumas en forma de hoz, et.

Contrariamente, las gallinas tienen las plumas de colores difuminados o apagados, el plumaje de la cola recto, ausencia de penachos, crestas de menor tamaño, et.

 

En cuanto a su comportamiento en el acoplamiento, merece la pena indicar que la frecuencia de éste depende del lugar que el gallo ocupe en el escalafón social del grupo, efectuando así más frecuentemente el acto sexual los más fuertes que los débiles, ya que los primeros obstaculizan a los otros.

 

La preferencia de los gallos está demostrado que se dirige casi siempre a las gallinas de su misma raza y, dentro de un grupo uniforme, hacia algunas determinadas que les pueden demostrar más sumisión.

En cambio, las gallinas que ocupan los puestos superiores en el escalafón social de la comunidad son menos propensas a dejarse dominar por los gallos para la cópula, manifestándolo a veces ostensiblemente al no agacharse como otras al tener al gallo cercano.

 

El instinto del apareamiento constituye un ritual, con acercamiento del gallo a la hembra.

 

Ésta se agacha si está dispuesta para ser cubierta, en cuyo caso el macho a veces incluso inicia una breve danza en torno a ella, arrastrando el ala, montándola acto seguido por el dorso mientras las colas de ambas aves se desplazan lateralmente para facilitar el acoplamiento recíproco de sus cloacas, momento en que se produce la eyaculación.

Una vez el gallo desciende del dorso de la gallina, a veces ejerce un ritual arrastrando el ala, mientras que la gallina se sacude las plumas y se aleja.

 

 

 

Aparato Reproductor Gallo Castellano

 

 

 

Quieres compartir, o comentar en tus redes sociales.

 

 

 

Bibliografía

Bakst M.R., Sexton T.J. 1979. Fertilizing capacity and ultrastructure of fowl and turkey spermatozoa before and after freezing. J. Reprod. Fert. 55:1-7.
Blesbois E., Brillard J.P. 2007. Specific features of in vivo and in vitro sperm storage in birds. Animal 1:1472-1481.
Blesbois E., Seigneurin F., Grasseau I., Limouzin C., Besnard J., Gourichon D., Coquerelle G., Rault P., Tixier-Boichard M. 2007. Semen cryopreservation for exsitu management of genetic diversity in chicken: creation of the French Avian Cryobank. Poult. Sci. 86:555-564.
Campo J.L., Orozco F. 1982. Conservation and genetical study of Spain chicken breeds (6). Pages 88-93 in Proc. 2nd World Congr. Genet. Appl. Livestock Prod., Madrid, Spain. Editorial Garsi, Madrid, Spain.
Campo J.L. 1998. Conservation and genetic study of Spanish chicken breeds (28). Pages 155-158 in Proc. 6th World Congr. Genet. Appl. Livestock Prod., Armidale, Australia. Univ. New England, Armindale, new South Wales, Australia.
Etches R.J., 1996. Reproduction in poultry. 1st Ed. CAB International, Wallingford, UK.
Santiago-Moreno J., López-Sebastián A., Castaño C.,Coloma M.A., Gómez-Brunet A., Prieto M.T., Campo J.L. 2009a. Sperm variables as predictors of fertilizing capacity in Black Castellana roosters for donor»s selection in Genome Resource Banking. Span. J. Agric. Res. 7:555-562.
Santiago-Moreno J, Castaño C., Coloma M.A., Gómez-Brunet A., Toledano-Díaz A., López-Sebastián A.,Campo J.L. 2009b. Use of the hypo-osmotic swelling test and aniline blue staining to improve the evaluation of seasonal sperm variation in native Spanish free-range. Poult. Sci. 88:2661-2669.
Santiago-Moreno J., Castaño C., Toledano-Díaz A., Coloma M.A., López-Sebastián A., Prieto M.T., Campo J.L. 2011. Semen cryopreservation for the creation of a Spanish Poultry Breeds Cryobank: optimization of freezing rate and equilibration time. Poult. Sci. doi:10.3382/ps.2011-01355.