Mosca Doméstica

Enfermedades parasitarias

Mosca doméstica (Musca domestica linnaeus).
Mosca doméstica (Musca domestica Linnaeus) .

 

La mosca doméstica, Musca domestica L. es una conocida plaga tanto de las granjas como de las viviendas.

Esta especie se encuentra siempre en asociación con los seres humanos o sus actividades. Se trata de las especies más comunes que se encuentran en las granjas avícolas, No sólo son una molestia, pero también pueden transportar organismos que causan enfermedades.

 

Más de 100 patógenos asociados con la mosca doméstica pueden causar enfermedades en los seres humanos y animales, incluyendo la fiebre tifoidea, el cólera, disentería bacilar, la tuberculosis, la oftalmia ántrax y diarrea infantil, así como gusanos parásitos.


 

Los organismos patógenos son recogidos por las moscas en la basura, aguas residuales y otras fuentes de suciedad, lo trasladan en su aparato bucal y otras partes del cuerpo, y luego a través de su vómito, heces, y las partes externas del cuerpo contaminadas, lo trasladan a la alimentación humana y animal.

 

Los ojos del macho de la mosca domestica, están casi juntos (holópticos), mientras que los de la hembra aparecen más separados (dic ópticos).

 

Sus piezas bucales son del tipo esponjan-te-succionante, debido a su estructura carnosa y al método de licuar los alimentos antes de proceder a su ingestión

 

Los adultos son de coloración grisácea, de 6 a 9 mm de longitud, con cuatro franjas negras en el dorso del tórax.

En el abdomen presentan dos manchas de color amarillo-crema en los costados.

 

Ciclo de vida y descripción

Musca doméstica macho .
Mosca doméstica macho, foto de James Lindsey's Ecology of Commanster.
Musca doméstica vista por debajo
Mosca doméstica vista por debajo sobre un cristal, foto de Sarefo.
Macho mosca doméstica en un cable de luz.
Macho mosca doméstica en un cable de luz, foto de Kamranki.

 

En las fotos se puede observar los ojos del macho que están casi juntos (holópticos), mientras que los de la hembra aparecen más separados (dic ópticos).

La mosca doméstica tiene una metamorfosis completa con huevo, larva o gusano, pupa y adulto.

Las muscas domésticas, ya sea en la etapa larval o pupal bajo montones de estiércol o en otros lugares protegidos y las condiciones de veranos cálidos son generalmente óptimos para el desarrollo de la mosca doméstica, y puede completar su ciclo de vida en tan sólo siete a diez días y un máximo de 10 a 12 generaciones pueden tener en un verano.

 

Reproducción :

El abdomen se distiende cuando la mosca está repleta de comida. En el extremo posterior, la hembra presenta un ovipositor segmentado que puede ser extendido y retraído para facilitar la puesta de los huevos.

 

El ovipositor dispone de estructuras sensoriales que ayudan a la hembra a seleccionar lugares de oviposición apropiados.

 

El macho posee piezas genitales posteriores que se presentan generalmente ocultas mientras la mosca no se está apareando.

 

Durante el apareamiento los complejos lóbulos de las piezas genitales del macho se cierran en torno al ovipositor femenino para inyectar el esperma en el interior de la hembra.

Los espermatozoides se dirigen hacia una zona de almacenamiento (espermateca) en el sistema reproductor de la hembra y quedan ahí disponibles para la fecundación de los huevos durante su trayecto descendente por el oviducto. Por lo tanto, una hembra puede poner varios lotes de huevos fecundados, tan sólo con una cópula finalizada con éxito.

 

Las hembras de moscas doméstica son monógamas, es decir normalmente se aparean una sola vez.

 

La hembra produce una feromona sexual volátil, denominada muscalure, que atrae a los machos.

 

En el proceso del apareamiento, el macho atrapa a veces a la hembra en el aire, pero la copulación propiamente dicha tiene lugar una vez se han posado sobre una superficie, más que en vuelo.

 

La hembra se aparea y empieza a poner huevos 3 - 4 días después del (período de preoviposición). El inicio para el desarrollo preoviposición se sitúa sobre los 14 º C (57 º F).

 

Apareamiento mosca doméstica.
Apareamiento mosca doméstica, foto de Joaquim Alves Gaspar.

Huevos de mosca  

Huevos de mosca doméstica.
Huevos de mosca doméstica.

Los Huevos son depositados individualmente, pero se acumulan en pequeñas masas.

Cada mosca hembra puede poner hasta 500 huevos en varios lotes de alrededor de 75 a 150 huevos, cada uno durante un período de tres a cuatro días, suele ponerlos en lugares normalmente oscuros en los excrementos de animales o basuras.

 

El número de huevos producidos va en función del tamaño de la hembra, que es principalmente el resultado de la nutrición de las larvas.

 

El huevo es de color blanco, elíptico, de aproximadamente 1 mm de longitud por 0,26 mm de anchura, con ambos extremos arromados, y la parte anterior ligeramente fusiforme, el corion parece liso, pero un examen más detallado revela un patrón de marcas hexagonales.

 

Sobre el lado dorsal se presentan dos crestas longitudinales curvadas. La división celular en el huevo se inicia poco después de la oviposición (en aproximadamente 8 minutos).

 

La eclosión de la larva se produce a través de una fisura en el lado dorsal de huevo. los aumentos de las poblaciones se registran normalmente de diciembre a marzo.

 

Larva de la mosca doméstica

Larva de mosca doméstica
Larva de mosca doméstica, foto de Kamranki.
Larvas de mosca doméstica.
grupo de larvas mosca doméstica.


La larva madura, es de 3 a 9 mm de largo, típica cremosa de color blanquecino, cilíndrico pero se estrecha hacia la cabeza.

 

La cabeza contiene un par de ganchos oscuros. Los espiráculos posteriores están ligeramente elevadas y las aberturas son espiraculares ranuras sinuosas que están completamente rodeadas por un borde negro oval. Las larvas sin patas emergen de los huevos en un clima cálido dentro de ocho a 20 horas, y se alimentan inmediatamente y se desarrollan en la materia, donde se pusieron los huevos.

 

Las larvas completamente desarrolladas tienen un aspecto graso, de color crema y de 8 a 12 mm de largo. Las larvas pasan por tres estadios. Cuando las larvas son de plena madurez, se arrastran hasta 15 metros, en un lugar seco, fresco cerca de material de reproducción y transforman a la fase de pupa. Alta humedad del estiércol favorece la supervivencia de las larvas de mosca doméstica.

 

Eclosión de larva de una mosca.
Eclosión de larva de una mosca.

Pupa

Secuencia pre-pupa y de pupas, por edad de la mosca doméstica, Musca domestica Linnaeus.
Secuencia pre-pupa y de pupas, por edad de la mosca doméstica.

 

En el proceso de pupación tiene lugar una contracción general de la larva dentro de su propio recubrimiento, convirtiéndose en un pupario cilíndrico de aproximadamente 6,3 mm de largo. 

 

El pupario se forma a partir de la última piel de la larva que varía en color de amarillo, rojo, marrón y va oscureciéndose gradualmente hasta adquirir un intenso color marrón oscuro.

 

Dado que la envoltura pupal se forma a costa de la piel de la larva, la pupa que hay en su interior se dice que es de tipo coartado (contraída o compactada).

 

La zona pseudo cefálica queda completamente retirada, de forma que los procesos espiraculares anteriores quedan muy cerca del extremo anterior del pupario.
Los seudópodos locomotores persisten en la superficie ventral, aunque el pupario no es móvil.

 

Aparece un par oscuro de espiráculos pupa-les en la membrana conjuntiva entre los segmentos aparentes quinto y sexto, sobre el lado dorsal; éstos constituyen la única entrada de aire para la pupa.

 

Para salir de la envoltura pupal, lo hace mediante el uso de un saco de expansión y contracción, llamado ptilinum, en la parte frontal de su cabeza, que lo utiliza como un martillo neumático.

 

Partes de la pupa de la mosca doméstica.
Partes de la pupa de la mosca doméstica.

 

 

Mosca domestica Menor 

 

 

Quieres compartir, o comentar en tus redes sociales.

 

 

Bibliográfica:

MERCK & CO. (1995). Manual Merck de Veterinaria . Rahway, N. J., EEUU.

BUXADÉ, P. (1987). La gallina ponedora . Ed. Mundiprensa. Madrid.

DORN, P. (1987). Manual de patología aviar . Ed. Acribia. Zaragoza.

HOFSTAD, M. S. (1984). Diseases of Poultry . Iowa State University Press, Ames, Iowa.

MAURER, VERONIKA. Contrôle des mouches des étables. Service romand de vulgarisation agricole (Agridea, Lausanne), CFPPA Montmorot et FiBL (Research Institute of Organic Agriculture, Switzerland).

LOFTIN, KELLYet al. Fly control for Organic Dairies. Cooperative Extension Service. Division of agriculture. University of Arkansas.

D'ASSIS FONSECA , E.C.M. (1968) Diptera: Muscidae. Royal Entomological Society of London Handbook
ROZKOSNY, R, GREGOR. F.
& Pont, A.C. (1997) The European Fanniidae (Diptera). Brno: Institute of Landscape Ecology. Séguy, E. (1923)

DIPTÉRES:Anthomyides. Paris: Éditions Faune de France

ZARZUELO, E. (1982). Vademécum de la patología infecciosa de las aves domésticas . Ed. Aedos, Barcelona.

CASTELLÓ, F y CASTELLÓ, J. A. (1960). El nuevo arte de criar gallinas. Ed. Aedos, Barcelona.

OROZCO, F. (1989). Razas de gallinas españolas. Ed. Mundiprensa. Madrid.

LACADENA, J. R. (1998). Genética . Ed. AGESA

PUERTAS, M.J. (1992). Genética, fundamentos y perspectivas. Ed. Interamericana McGraw – Hill.

SANCHEZ-MONGE, E. (1969), Genética . Ed. Espasa – calpe S.A.

OROZCO,F y ROBLA, F. (1986). Aspectos genéticos del gallo de León. XXIV Simposio de la WPSA (Sección española): 199 – 212.

DE LA LOMA, J.L. (1973). Genética general y aplicada . Ed. UTEHA.

CASTELLÓ, J.A., LLEONART, R., CAMPO, J.L., OROZCO, F. (1989). Biología de la gallina. Real Escuela de Avicultura.

LLEONART, F. ROCA, E. CALLÍS, M. GURRI, A. PONTES, M. (1991). Higiene y patología aviares . Real escuela de avicultura.

STURKIE, P.D. (1968). Fisiología Aviar. Ed. Acribia. Zaragoza.

LOHMANN ANIMAL HEAFTH (2012)