Ellas y sus Gallinas

Madonna y sus gallinas
Madonna y sus gallinas.
Los zorros, los reyes de la selva urbana londinense, están de enhorabuena.

 

Las gallinas se han puesto de moda, y cada vez más familias adoptan estas aves de corral como animal doméstico. En el Reino Unido hay más de medio millón de casas con gallinas dentro, según datos de 2011 de la asociación de productores de comida para animales domésticos.

 

El ministerio de Medio Ambiente tiene, por su parte, más de 200.000 personas inscritas por mantener más de 50 animales, según datos de Practical Poultry (avicultura práctica), una de las revistas líderes en un sector en eclosión.

 

El país ha hecho así una regresión a datos propios de los 50 y las gallinas son ya la sexta especie del reino animal más popular para hacer compañía a los humanos, detrás de peces, gatos, perros, conejos y pájaros. En ese orden.

 

«Créanme, te involucras y de repente estás fascinado», explica Joely Richardson, la conocida actriz británica de «Los Tudor» o «Nip/Tuc» en el prólogo a «Guía básica de las gallinas», un libro de reciente publicación.

 

Su autora, Suzie Baldwin, es proveedora de gallinas para el Príncipe de Gales o el cantante Sting desde su granja en Surrey y define una especie de «test del amante de las gallinas como animal doméstico» que resulta cuanto menos inquietante para aquellos que, como quien esto escribe, nunca han comprendido la gracia de sentarse en un sofá lleno de pelo de mamíferos que no descienden del mono. «Hay una gallina ahí fuera para cada persona y cada jardín», dice para animar al personal. «Las gallinas no necesitan salir a caminar y se meten sólitas al gallinero». En fin...

 

La pasión que parece haber atrapado a muchas familias londinenses viene de lejos. En el verano de 2005, «Vogue» publicó una foto de Madonna alimentando gallinas en la mansión rural que compartía en Inglaterra con su ex-marido Guy Ritchie.

 

La actriz Hilary Swank o la cantante Barbra Streisand son conocidas amantes de estas «gallinas» ponedoras. La estrella adolescente Miley Cyrus se llevó a casa un pollo del set de rodaje de «Hannah Montana» porque «era triste trabajar con ellos» (¡qué dirían los pobres pollos!). Y a la actriz Reese Witherspoon le gusta regalar sus huevos (de las gallinas) a los amigos los fines de semana y es que, según la literatura disponible, el portal omlet.co.uk, por ejemplo, lo tiene todo sobre las gallinas, este amor, es una vez más, cuestión de huevos.

 

Las gallinas ponedoras (no todas las hembras lo son) dan entre 250 y 300 huevos al año. Según la entusiasta Baldwin, una familia que tenga cuatro ejemplares en el jardín puede ahorrarse hasta 300 euros al año gracias a una inversión que cuesta «solo unas 15 libras (18 euros) por pájaro al año» y que son «un imán para los niños».

 

Por si alguien se lo estuviera pensando, estas encantadoras «amigas del hombre» (y la mujer) requieren, por supuesto, una casa con jardín, algo habitual en la capital británica.

 

Viven en pequeños gallineros (de 400 a 800 euros en omlet.co.uk) preparados para impedir las zarpas del zorro, la pesadilla de las gallinas y sus amantes.

Pueden comer cereal, arroz en verano y fruta. Beben agua y requieren un paseo matinal diario «siempre que el señor Zorro se haya ido a la cama», advierte Baldwin.

 

Desde un tribuna más autorizada, la redactora del «New Yorker» Susan Orlean justificó así, en su día, su conversión: «Las gallinas parecen encarnar una convergencia perfecta de las preocupaciones económicas, medioambientales, gastronómicas y emocionales del momento».

 

Puede ser. yo prefiero salvar el atún rojo.

 

 

Fuente: El País

 

 

Huevos de Gallinas sin Estrés

 

Quieres compartir, o comentar en tus redes sociales.