Madonna alimenta a sus gallinas. Foto de Tim-Walker para Vogue 

La actriz Hilary Swank o la cantante Barbra Streisand son conocidas amantes de estas «gallinas» ponedoras. La estrella adolescente Miley Cyrus se llevó a casa un pollo del set de rodaje de «Hannah Montana» porque «era triste trabajar con ellos» (¡qué dirían los pobres pollos!).

Y a la actriz Reese Witherspoon le gusta regalar sus huevos (de las gallinas) a los amigos los fines de semana y es que, según la literatura disponible, el portal omlet.co.uk, por ejemplo, lo tiene todo sobre las gallinas, pero claro en libras, nada barato la verdad, este amor, es una vez más, cuestión de huevos.

Las gallinas ponedoras hibridas (no confundir con las de raza ponedoras) dan entre 250 y 300 huevos al año. Según la entusiasta Baldwin, una familia que tenga cuatro ejemplares en el jardín puede ahorrarse hasta 300 euros al año gracias a una inversión que cuesta «solo unas 15 libras (18 euros) por pájaro al año» y que son «un imán para los niños».

Por si alguien se lo estuviera pensando, estas encantadoras «amigas del hombre» (y la mujer) requieren, por supuesto, una casa con jardín, algo habitual en la capital británica.

Viven en pequeños gallineros (de 400 a 800 €) preparados para impedir las zarpas del zorro, la pesadilla de las gallinas y sus amantes.

Pueden comer cereal, arroz en verano y fruta. Beben agua y requieren un paseo matinal diario «siempre que el señor Zorro se haya ido a la cama», advierte Baldwin.

Desde un tribuna más autorizada, la redactora del «New Yorker» Susan Orlean justificó así, en su día, su conversión: «Las gallinas parecen encarnar una convergencia perfecta de las preocupaciones económicas, medioambientales, gastronómicas y emocionales del momento».

Puede ser, pero muy demagogico, no se si habrá estado en algún gallinero o galpón esta dama, yo prefiero salvar el atún rojo por ejemplo.

En el 2010 el modelo argentino Lucho Jacob (foto en blanco y negro),se hizo famoso por participar en una campaña para la firma Dolce & Gabbana junto a la icónica Madonna, tuvo la oportunidad de conocerla en el hotel Faena. 

Pasó un año y el fotógrafo Steven Klein me convocó a hacer un casting para Dolce & Gabanna en Nueva York. Y a los dos días me avisaron que me habían seleccionado y que las fotos eran con Madonna. Ella me pareció increíble. Cuando me vio, vino directa a saludarme, dijo Jacob en una entrevista para Clarín.

Madonna alimenta a sus gallinas. Foto de Tim-Walker para Vogue 

Madonna con un gallo, vestida con Dolce & Gabbana

Madonna la maravillosa y gran cantante, se dice que le gustan las gallinas y que las tiene.  En el año 2005, Madonna se había casado con Guy Ritchie y disfrutaba de una vida de lo más inglesa (foto de cabecera).

Uno de los fotógrafos más conocidos en el mundo de la moda, Tim Walker, realizó esta preciosa foto en la casa de campo de Madonna, con un vestido que creó John Galliano expresamente para esta foto. 

Pero estos señores que hicieron la producción de estas fotos de aquí, para Dolce & Gabbana, no se dieron cuenta de que el gallo que utilizaron para la foto tiene en las patas, aparte de las plumas, se aprecia sarna de las patas o patas encaladas, claro no tienen porque saberlo, o si , más información en este enlace sabréis que parásitos son, para el que no lo conozca.

Madonna escenas del reportaje, vestida con Dolce & Gabbana

Madonna escenas del reportaje, vestida con Dolce & Gabbana

 

Os pueden interesar estos otros apartados

Ancestros de la avicultura

Nicolas Casas de Mendoza

Lucio Moderato Columela

Gabriel Alonso de Herrera

 

Quieres compartir, o comentar en tus redes sociales.