Sexaje de pollitos II

Siguiendo con el sexaje de los pollitos II, ya que en el anterior apartado I, hemos tomado nota de las nociones y sistemas más utilizados normalmente por la avicultura hoy en día, como son: Métodos del sexaje de pollitos: Una breve historia de la cría de Autosesado: Método Japones de sexado: Tipos Machos variaciones (explicación foto): Tipos Hembras variaciones (explicación foto): Método Endoscopia de sexado.

Hay mucho interés actualmente en el sexaje de los pollitos, ya que nos permite, la separación de sexos o eliminación de aquellos que no interesa para su crianza, por las repercusiones dinerarias que le produce al criador o avicultor, así como por la reducción de espacio de sus instalaciones y alimentos como los piensos, cereales et.

Asimismo la separación de los sexos, en los primeras fechas, para hacer la cría aislada, tanto de machos como hembras, es muy recomendable, ya que está manifestado que de esta manera la mortalidad de los polluelos se reduce bastante, porque las hembras en estas circunstancias, no sufren la competencia de los machos, por que tienen más brío y viveza en la búsqueda de los alimentos.

Ya los intentos para separar los sexos de los polluelos, son remotos, pero se puede decir que las investigaciones, con una base científica son de nuestro siglo. Veremos a continuación a apreciar otros métodos o procedimientos, más interesantes o conocidos, entrando a describir lo que nos puedan servir o no, para una mejor compresión, con el fin de su empleo real.

Como ya sabemos de sobra es imposible comprobar la fecundación en el huevo no incubado examinándolo al trasluz con un ovoscopio. Tampoco la forma exterior del huevo, la condición de la cascara, el tamaño o el peso nos puede dar una conclusión cierta sobre el sexo del futuro pollito; ya que un acierto causal en lo vaticinado no autoriza para sentar una regla en cuanto a la elección de los huevos, la única manera es cuando cascamos unos huevos para hacer una tortilla hay podemos saber si nuestros reproductores cumplen con su cometido y ver si el huevo en la yema es fértil o no antes de la incubación.

Huevo fértil o in-fértil

Una de las afirmaciones en el medio rural más utilizadas desde siempre, es la secular opinión de que los huevos alargados y puntiagudos dan machos y los más redondos hembras, está refutada o rebatida por estos argumentos o razones: La forma de los huevos (si bien no es invariable) constituye una propiedad individual de la gallina, y en muchas manadas o grupos se encuentran aves que no dan más que huevos alargados y de polos puntiagudos, y sin embargo producen descendientes masculinos y femeninos.

Al mismo tiempo otras gallinas transmiten el sexo masculino a pesar de no producir más que huevos redondos y viceversa; tampoco existe ninguna relación entre el órgano formativo (sección del oviducto) y el factor constitutivo (disco germinal), y por consiguiente no hay que pensar en la influencia del disco germinal sobre la forma del huevo.

Nuestras abuelas tenían la costumbre de introducir los huevos para incubar en agua, el motivo era desechar los que quedaran flotando, y utilizar los del fondo del caldero, esto es una explicación lógica, en aquellos tiempos las gallinas ponían en cualquier parte del corral, entre la hierba, en el desván o guardilla, en las plantas o setos de la huerta, debajo de un carro o aperos, et. La única manera de saber si los huevos eran frescos para la incubación, este sistema era el que utilizaban nuestras abuelas, ya que los huevos con tiempo, su cámara de aire aumenta al introducirse el aire por los poros del cascarón y flotan en el agua, y los más frescos quedaran en el fondo del caldero.

Sexaje por el método tacto del cascarón:

Es insostenible también el descubrimiento del francés M. Genies a principio de 1900, él cual decía que los huevos con pequeños pliegues o arrugas en el polo estrecho salen descendientes masculinos, y de los lisos y redondeados por los dos polos salen hembras; si así fuera nacerían muy pocos machos, porque son muy raros los huevos que tienen la cascara en la forma indicada, en la que se basa en tomar el huevo de cualquier especie avícola doméstica en la mano y posteriormente, con las yemas de los dedos buscarle una protuberancia o muesca a simple vista en el polo más puntiagudo del huevo y si se localiza, significaría que es macho.

En el caso contrario, si el cascarón es liso, sin prominencias, es hembra. Aclaran, que no es una mancha circular en los polos de la cáscara que se halla a veces en los huevos. Es un método que aún está en pruebas debido a la falta de antecedentes debiendo ser demostrado su efectividad al compararlo con los demás métodos de sexaje como el método japonés o el inglés, o inclusive al presentar el dimorfismo sexual de las aves.

Posible sexo por el tacto del cascarón.

Finalmente no se puede sostener, ni es de importancia capital, la teoría del profesor alemán Harald. Othmar. Lenz (1798-1870) de Schnepfenthal, según la cual decía que los huevos más pesados nacen machos y de los más ligeros hembras; él esgrimía de que dentro de una raza los gallos adultos, jóvenes, pollos y aun en la primera edad, son siempre más pesados que las gallinas, sacaba la consecuencia de que esta diferencia debía existir ya en el huevo “en el cual ya esta determinado el sexo del ave”.

Pero le falto una base inatacable de pruebas, que no le dio tampoco en un experimento hecho por él en 1918 con 60 huevos de Leghorns, en los cuales admitió el peso máximo de 70 gr, el mínimo de 54 y el medio de 62 gr. y creyó que de los huevos más que medianos deberían nacer gallos y de los de menos de 62 gr, habían de nacer hembras, no le funciono en absoluto.

Pruebas o ensayos posteriores realizadas por Cröllwitz en 1922 en los cuales se trataba de 1132 huevos (98 de peso medio, 560 de gran peso y 474 de peso pequeño) prueban igualmente que dicha opinión o teoría es insostenible, dichos números son:

560 huevos de peso grande dieron 255 (= 45,5%) machos + 305 (= 54,5%) hembras.

98  “ medio “ 44 (= 46,9%)  machos + 54 (= 53,1%) hembras.

474  “ pequeño “ 228 (= 48,1%)  machos + 248 (= 51,9%) hembras.

Por consiguiente en los tres grupos predominaron algo las hembras, como corresponde a las proporción sexual ordinaria que es de (50% – 50%), en conjunto fueron 527 machos (46,5%) y 605 hembras (53,5%), y en los huevos pesados y ligeros hubo igual % de los dos sexos. 

No se puede pues, hablar de relación o reciprocidad entre el peso del huevo y el sexo (albúmina en torno de la yema y disco germinal), ni de la positividad de averiguar el sexo por el peso o tamaño del huevo, aunque no hay que olvidar que el peso de los huevos de una misma gallina con igual alimento hay oscilaciones de algunos gramos, y merma de tamaño en el final de ciclo de puesta.

Detector de sexo pendulum

El péndulo del sexado

Varias versiones consistían en un «detector» suspendido por una cadena y el movimiento del péndulo cuando coloca sobre un huevo revelaría el sexo. Muchos dispositivos fueron probados por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos y lo encontraron sin valor. Esto condujo a la exclusión de este tipo de literatura en los EE.UU. Cartas de correos y las empresas salieron del negocio. Sin embargo, se vendieron en toda Europa y países de sudamerica, levantaron una nube de sospecha acerca de los métodos de determinación del sexo, que fue a hacerse sentir más tarde.

Para demostrar la necedad del vulgo y lo que le place de ser engañado, no se necesitan otros argumentos que los que dan los mismos fabricantes de esos Kikrikis o Sexógenos en sus estúpidos reclamos, esto siempre jugando con la ignorancia de la población de aquellas fechas o no.

En el prospecto, este de un fabricante alemán (1933) reflejado por Castelló en la revista mundo avícola, aparecen los dos grabados. En uno de ellos se dice que puesto el aparatito sobre el grabado representado una gallina, el péndulo (no es más que un péndulo, con un hilo de seda y un clavito sujeto en un extremo cualquiera puede hacerlo en su casa) se moverá en círculo. pero que si se pone sobre el grabado del gallo, oscilará en línea recta.

Esto lo dice el mismo fabricante con lo cual demuestra la superchería. porque si en el grabado no hay ni germen macho ni germen hembra, sino la simple efigie de un gallo y de una gallina, el movimiento sólo puede darlo la imaginación del que sostiene el péndulo, influenciado por lo que se le dice y por la vista del sexo que se representa en el dibujo.

Ese atractivo y ridículo instrumento con el que se dice que se puede conocer si el polluelo que nacerá del huevo será macho o será hembra, en una sola casa de venta de productos avícolas de Barcelona se vendió más de 10.000 por año, a 2,50 pesetas pieza, estamos hablando de 1933 y el público encantado con el juguete y feliz de ser engañado.

En cuanto a la revelación del sexo en el huevo, unas veces el Kikriki marca macho o marca hembra. según oscile el pulso del que lo sostiene, pero para convencer de que no hay en él la virtud que se le atribuye, pongase a prueba unos cuantos huevos claros, es decir, puestos por gallinas que no tuvieron gallo y que, por lo tanto, no puede haber en ellos ni sexo macho ni sexo hembra. 

Se verá cómo el Sexógeno funciona tan lindamente, unas veces señalando macho y otros hembra. eso a condición de que el que lo sostiene, y que no sepa que se trata de huevos infertiles, porque si lo sabe el péndulo se quedara quieto.

Método Ingles de sexado:

Determinación practica del sexo por el método inglés

Más bien a título de curiosidad, pero también pensando en su posible utilización práctica, a falta de la posibilidad de emplear otros procedimientos más seguros, explicamos brevemente este método.

(Company, 1963; Paredes y Vaca 2000), describen esta técnica, la cual se originó en Inglaterra en el siglo pasado. Con este método se acierta en un 70 %. Consiste en coger al polluelo de las patitas o de la piel del cuello y de esta manera mirar la posición que toma el ave. Las hembras son más inquietas y nerviosas en cambio los machos mantienen una posición más relajada al momento de realizar este método.

El dibujo que se acompaña basta para entender la forma de conocer los sexos. Se entiende, por lo tanto, que el método no puede ser recomendado, como procedimiento comercial, pero para los casos corrientes, de nuestros gallineros o galpones es una opción más.

Sexaje por plumas del ala:

Sexaje por pluma del ala machos

Sexaje por pluma del ala hembras

El sexado por plumas es un método rápido y no invasivo de diferenciar los pollitos. Los pollitos de engorde en el formato de pluma sexable (emplume lento) se pueden sexar por pluma a la edad de un día como se muestra en las fotos.

En el formato sexable sin pluma (emplume rápido) tanto los machos como las hembras mostrarán el mismo patrón de desarrollo de las plumas de hembras que se muestran en las fotos.

El sexado por plumas debe realizarse en un área que este bien iluminada. Los pollitos se deben coger o levantar, colocando el cuello entre los dedos índice y medio y apoyando el cuerpo del pollito con los dedos anular y meñique. Usando una suave presión, se extiende el ala como un abanico, nunca levante el pollito por el ala. Las plumas de la hilera inferior son las primarias y la hilera superior de plumas son las coberteras.

En Machos:

La hilera inferior (primarias) de plumas es de la misma longitud o más corta que la hilera superior( coberturas) de plumas.

  • La cobertura y la primaria pueden tener la misma longitud.
  • Las coberturas pueden ser más largas que las primarias.

En Hembras:

La hilera inferior (primarias) de plumas es más larga que la hilera superior( coberturas) de plumas.

  • En la eclosión las coberturas son 1/2 a ¾ de longitud de las primarias.
  • Después de varias horas las plumas han crecido pero las coberturas todavía son 1/2 a ¾ de longitud de las primarias.

Sexaje por la membrana del ala:

Sexaje por la membrana del ala en pollitos

Se puede apreciar viendo la parte interior del ala en posición abierta. La linea recta que forma el borde de la membrana que une el antebrazo, es bastante más larga en los machos que en las hembras.

En Hembras:

1º – La linea recta que forma el borde de la membrana que une el antebrazo. Es bastante mas larga en los machos que en las hembras.

En Machos:

2º –  El triangulo que se forma con el brazo y el antebrazo. Es notablemente más profundo en los machos que en las hembras.

 

Bibliografía:

Kaleta EF Redmann T. 2008 Enfoques para determinar el sexo antes y después de la incubación de huevos de gallina y de pollitos de un día Poult del mundo. Sci. J. 64 391399

Masui K. Hashimoto J. Ono YO. 1924 El órgano copulador rudimental de las aves domésticas masculinas con referencia a la diferenciación sexual de los pollos. Jpn. J. Zootech. Sci 1 153164

Masui K. Ito S. 1931 Estudios morfológicos y estadísticos sobre el proceso genital de los pollitos del día (White Leghorn) con especial referencia a la discriminación sexual en los pollitos del día. Jpn. J. Zootec. Sci 5 139162

Clinton METRO. 1994 Un protocolo rápido para sexar embriones de pollos ( Gallus g. Domesticus ) Anim Gineta. 25 361362

Grabados RJ 1996 Crecimiento y maduración sexual. 74105 Reproducción en aves de corral CAB International, Wallingford, Reino Unido

Sistema de endoscopios para el sexado de pollos TESALA (fotos) para animales pequeños y animales de laboratorio, AE-C1, AVS, Tokio, Japón

Makoto Otsuka, Osamu Miyashita, Mitsuru Shibata, Fujiyuki Sato, Mitsuru Naito, un método novedoso para sexar pollitos de un día utilizando el sistema de endoscopios, Poultry Science , Volumen 95, Número 11, noviembre de 2016, páginas 2685-2689,https: // doi .org / 10.3382 / ps / pew211

Sex Determination of Day-old Chicks T.H Canfield. University of Minnesota, St. Paul, Minnesota 1939

Dyce K.M., Sack W.O. y Wensing C.J.G., 1991. Anatomía Veterinaria. Ed. Panamericana

Ede D.A., 1965. Anatomía de las aves. Ed. Acribia.

Grasse P.P., 1980. Zoología. Vol 4: Vertebrados. Reproducción, biología, evolución y sistemática. Ed. Toray-Masson.

Grifols J. y Molina R. 1994. Manual clínico de aves exóticas. Ed. Grass-Iatros.

Historia Natural, 1984. Vol. 1. Ed. Océano-Instituto Gallach.

King G.M. and D. Custance. Colour atlas of vertebrate anatomy: The Pigeon. Pp.: 5.1- 5.17. Ed. Blackwell Scientific Publications.

Krahmer R. Y Schröeder L. 1979. Anatomía de los animales domésticos. Ed. Acribia.

McLelland J., 1992. Atlas en color de anatomía de las aves. Ed. Interamericana.

Nickel R., 1977: Anatomy of the domestic birds. Ed. Paul Parey.

Sandoval J., 1976. Anatomía Veterinaria. Ed. Imprenta Moderna (Córdoba).

Schwarze E. 1980. Compendio de Anatomía Veterinaria. Tomo V: Anatomía de las aves. Ed. Acribia.

Shively M.J., 1993. Anatomía Veterinaria, básica, comparativa y clínica. Ed. Manual Moderno.

Sturkie P.D., 1967. Fisiología Aviar. Ed. Acribia.

Dr. Francisco Gil Cano.

Profesor H. Aguinaga.

 

Os pueden interesar estos otros apartados

 

Pollitos Castellanos negros

Gallinas Cluecas o Lluecas

Nacimiento pollito Castellano negro

 

Quieres compartir, o comentar en tus redes sociales

Escanéame