Las Palomas en Láminas Ilustradas

Palomo Carrier, variedad negra 1735
Palomo Carrier, variedad negra 1735.
Palomo Buchona de Norwich 1735.
Palomo Buchona de Norwich 1735.

Hace miles de años que el hombre cría palomas y en el transcurrir de los siglos se han ido desarrollando innumerables razas y variedades.

 

Parece ser, aunque no con absoluta certeza, que el hombre en un principio, crió palomas para alimentarse. Esta costumbre estaba muy arraigada en Egipto hacia el 2500 a. C. y actualmente, este país sigue manteniendo su fama tanto por sus colombófilos como por sus palomas de mesa.

 

Documentos mesopotámicos anteriores que datan alrededor de 3000 años a.C., representan unas palomas sagradas dedicadas a Astarté, diosa del amor y de la fecundidad. Solo este hecho prueba que el hombre tenía otras razones para interesarse por las palomas.

 

Las mitológicas clásicas y bíblicas no hacen más que reforzar esta presunción, se habla de la paloma como animal domestico, y la primera noticia de esta cría se remonta a Aristóteles, 400 años antes de J.C. Para los antiguos griegos, la paloma estaba dedicada a Afrodita, mientras que los Romanos la asociaban con Venus, lo que no impidió a ninguno criar palomas para la mesa.

 

En la Biblia, la paloma tiene su lugar junto al cordero como animales de sacrificio. Cierta vez sucedió que una paloma, por esta vez en su papel de mensajera, volvió hasta Noé, llevando una rama de olivo para anunciar el descenso de las aguas del Diluvio. Para los musulmanes, la paloma ha sido siempre objeto de respeto, mientras que los Cristianos hicieron de ella el símbolo del espíritu Santo.

 

Muchos aficionados se dedican actualmente a esta cría, por puro deporte (palomas mensajeras), como para obtener algún beneficio ( palomas para la venta) o simplemente por gusto (palomas de fantasía).

 

La paloma esta inscrita en nuestra cultura y aún se nos representa simbólicamente hablando, como ave de paz y libertad. Esto parece una ironía, teniendo en cuenta el uso que en otro tiempo el hombre hizo de la paloma: el mensajero en tiempo de guerra.

 

Durante muchos años la paloma fue el medio de comunicación más rápido, habiendo sido empleado en la antigüedad por los Persas, Asirios, Egipcios y Fenicios para transmitir sus consignas militares. No obstante, no hay ninguna prueba en este sentido hasta el año 500 a. C., fecha en la que, ya con certeza, los Romanos utilizaron las palomas con este objeto. Textos de la época aseguran efectivamente que julio César se sirvió de ellas durante la conquista de las Galias.

 

Esta practica perduro en el transcurso de los siglos. Igualmente es cierto que los Sarracenos utilizaron palomas durante la época de las Cruzadas en los sitios de San Juan de Arce, de Mansourah y de Jerusalen, y que los cruzados, a su vuelta a Europa, trajeron consigo la paloma. Así es como fue utilizada después de los sitios de Ley y de Venecia, para informar a las poblaciones sitiadas.

 

Fue la sensacional utilización de la paloma durante el sitio de París en el año 1871, lo que dio el definitivo espaldarazo a lo que iba a ser años después un deporte de éxito: las carreras de palomas.

 

Los parisinos cercados por las tropas prusianas, empleaban globos de aire caliente para transportar hombres y mensajes más allá de las lineas enemigas. Se llevaban con ellos palomas; al principio, los mensajes eran atados con mucha delicadeza a una pluma caudal de la paloma; muchos mensajes se perdían. Más tarde, estos fueron introducidos en el interior de plumas de oca ahuecadas y sólidamente fijadas a la ave con hilo de seda. Los Franceses, para poder enviar un mayor numero de mensajes en cada ave, empleaban la técnica del micro-film, que tan a menudo aparece en las modernas historias de espionaje. Cada mensaje era fotografiado, reducido de formato e impreso sobre un delgado film de colodión (disolución de algodón-pólvora en éter). Cada fragmento de film podía contener alrededor de 2500 comunicados mientras que una sola ave era perfectamente capaz de transportar hasta doce film.

 

A su recepción, la imagen era proyectada sobre una pantalla, leída y transcrita. Durante los cuatro meses que prosiguieron al sitio, no menos de un millón y medio de mensajes diferentes partieron desde París. Las tropas prusianas ante el hecho de este ardid de los franceses, entrenaron halcones para interceptar los mensajes.

 

En el transcurso de los años siguientes, los gobiernos francés, alemán, ruso e italiano tomaron ejemplo. Disponiendo de palomares mí-litares. Fueron en efecto, parte del equipamiento estándar de un gran número de unidades de combate, principalmente de las que operaban en el interior de las lineas enemigas.

Las palomas llegaban hasta allí donde cualquier otro medio fracasaba.

 

 

La orden que dieron los Alemanes al principio de la primera guerra mundial después de su entrada en Bélgica de destruir todas las palomas, es sumamente reveladora de la importancia que estas habían adquirido. Gran Bretaña y los Estados Unidos tardaron más tiempo en beneficiarse del uso de las palomas pero muy pronto recuperaron el tiempo perdido. Las palomas se enviaban a volar por las noches hasta los palomares de combate móviles. Así fue como participaron en la guerra y asimismo tuvieron sus héroes como el famoso “Cher Ami” (Querido amigo) un palomo de origen Ingles que sirvió en el frente de Verdún. A pesar de tener una pata rota y la cabeza herida, tan pronto como fue soltada voló los 40 km hasta su palomar en 25 minutos; el mensaje lo llevaba sujeto a la pata herida, que colgaba de unos pocos jirones del tendón.

 

En su insignificante papel de mensajeros postales, las palomas también tuvieron una historia muy interesante. Parece ser que estuvieron asociadas a los oráculos griegos y que fueron utilizados por los marineros egipcios para indicar su llegada a un puerto. El sultán de Bagdad en el siglo XII, empleo un sistema postal por medio de palomas. Estas también fueron utilizadas por los Griegos y Romanos para transmitir los resultados de los juegos.

 

La actual paloma viajera no es del mismo tipo que las utilizadas como mensajeras, asimismo tampoco es cierto que sus auténticos antecesores hayan sido nunca utilizados para este fin..Varios tratados antiguos hacen, no obstante, mención del empleo de las palomas llamadas viajeras, para transmitir mensajes. Entre ellos, uno que data de 1765, cita a una paloma denominada carrier, que se la empleaba para transportar mensajes de un lugar a otro; y es tal la sagacidad de estas aves que se apresuran a volver al lugar donde han sido criadas incluso si se trasportan a una distancia de 50 a 60 km o de 100 a 160 km.

 

Los Holandeses llaman a estas palomas bagdais por deformación de la ciudad de Bagdad de donde son originarias. Las telecomunicaciones han suprimido totalmente en concepto de palomo-cartero, aunque en mayo de 1975, cuando se celebraron las primeras elecciones en Cuba, tras la subida al poder de Fidel Castro y de los comunistas, algunos resultados de ciertos distritos alejados fueron enviados sirviendo de este medio.

 

En los dos extremos que son el culto de la paloma y una visión pragmática de su utilidad, no puede aislarse de lo funcional. Por ejemplo la cría de palomas de mesa con fines comerciales ha contribuido fuertemente al desarrollo de la colombo-filia. Pero la gran diversidad de razas y variedades, debe su existencia sobre todo a los puristas, más que a cualquier otro factor.

 

A partir del estudio que dedico Darwin a la paloma domestica, se acepta como regla general a la paloma bravía como predecesora común de todas las palomas de fantasía. Parte importante de la argumentación de Darwin, se fundamente en la gran propensión que tienen los colores básicos de la paloma bravía a ir reapareciendo en diversos momentos del desarrollo de la paloma domestica.

 

Darwin recalca que incluso cuando estos últimos difieren entre ellos y con la paloma bravía, las diferencias principales son más externas que estructurales. Esta ultima afirmación no está, totalmente aceptada.

 

Pondré láminas antiguas de palomas, para el deleite de todos los aficionados, forofos, amateur, y amantes de estas preciosas aves. Estas primeras láminas pertenecen a John Moore, el escritor del libro más antiguo de palomas, de la obra conocida como Columbarium (1735). (16 láminas) y seguiremos con otros artistas de estas impresionantes bellezas.

 

Dicho todo esto podemos disfrutar de los colores de las plumas, pliegues de los ojos , picos, patas que tan bien plasmaban estos retratistas o pintores de la época, resaltando las cualidades de cada raza de una manera impecable.

 

Paloma India o Polaca 1735.
Paloma India o Polaca 1735.
Paloma Antwerp y dragon 1735.
Paloma Antwerp y dragon 1735.

Paloma Archangel y Mayfur 1735
Paloma Archangel y Mayfur 1735.
Paloma Fambler blue y Jacobine 1735
Paloma Fambler blue y Jacobine 1735.

Paloma Bolil Head y brazds 1735.
Paloma Bolil Head y brazds 1735.
Paloma fasthion 1735.
Paloma fasthion 1735.

Paloma Jarallere y Spol 1735.
Paloma Jarallere y Spol 1735.
Paloma Kite y Wholefeather 1735.
Paloma Kite y Wholefeather 1735.

Paloma Leghern Runt y Spamali Rumt 1735.
Paloma Leghern Runt y Spamali Rumt 1735.
Paloma Turbit y Curla 1735.
Paloma Turbit y Curla 1735.

Paloma Moltle 1735.
Paloma Moltle 1735.
Paloma Nul y Helmet 1735.
Paloma Nul y Helmet 1735.

Paloma Suabiun y porcelan 1735.
Paloma Suabiun y porcelan 1735.
Paloma Trumpeter y Lacew Fantail 1735.
Paloma Trumpeter y Lacew Fantail 1735.

 

Quieres compartir, o comentar en tus redes sociales.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0